De las pocas cosas que se pueden rescatar en un año doloroso para la selección chilena, una de ellas es la aparición de Paulo Díaz. Tras su participación en la China Cup, calladito fue ganándose un espacio en la Roja e, incluso, vio acción como titular en la Copa Confederaciones ante Australia y en las Eliminatorias frente a Bolivia.

A ello se suma su gran presente en San Lorenzo, donde ha sido destacado como uno de los mejores defensas del fútbol argentino durante el 2017. Por todo esto, asoma como fijo en el Equipo de Todos post Mundial de Rusia 2018.

¿Qué balance haces de tu año en San Lorenzo, incluso siendo nominado entre los mejores defensas, según TyC Sports?
Estoy contento por lo que hice este año, por cómo se me fueron dando las cosas de a poco y por habérmelo ganado yo solo. Lo hice por mi parte, de menos a más, y terminó con una nominación para ser uno de los mejores del 2017, que no fue algo que andaba pidiendo que pasara.

¿Cuánto creciste como jugador? ¿En qué? También has hecho goles últimamente…
Bastante. Sobre todo, maduré como persona. El estar lejos de mis padres me hizo madurar dentro y fuera de la cancha. También crecí como jugador, porque el fútbol argentino te da muchas cosas que no te da el chileno. Por algo es de las mejores ligas del mundo.

El otro día hablaba con el Pipi Romagnoli y me decía que iba a ser difícil retenerte por mucho tiempo.¿Crees que estás cerca de dar el salto a Europa?
Si lo dice él, yo creo que sí, porque es el máximo ídolo de San Lorenzo. Es un orgullo que te vean así, como un buen jugador, con proyección. Estoy contento por estar nominado entre los mejores y, por qué no, por la posibilidad de ir para afuera.

Del Inter se ha hablado mucho. ¿Has sabido algo?
Se ha hablado bastante, desde junio, pero no se concretó en ese momento. Ahora vamos a ver qué pasa. Hasta ahora, no me han dicho nada de si hay una oferta clara para el club, pero tampoco estoy apurado. Si se da, bien, y si no, también, porque estoy muy contento en San Lorenzo, que era lo que estaba buscando hace tiempo.

¿Italia es el país donde quieres jugar?
Para empezar, puede ser, pero mi sueño siempre ha sido llegar a la liga inglesa. Yo creo que es una de las mejores del mundo, por la jerarquía de sus jugadores, por los nombres que están. Me gustaría ser reconocido en Europa, como Arturo (Vidal), Claudio (Bravo) y Gary (Medel), por nombrarte algunos. Ojalá sea algún día como ellos.