Respetar los equilibrios políticos. Esta fue una de las primeras ideas que el presidente electo, Sebastián Piñera, transmitió a los timoneles de Chile Vamos en la reunión que la semana pasada sostuvo con ellos para afinar los detalles de la confección de los equipos del gobierno.

Las palabras de Piñera -dicen quienes estuvieron en la cita- apuntan a evitar que si un alcalde es de un partido determinado, el intendente que se designe deba ser de la misma colectividad.

En esta línea, en Chile Vamos ha crecido la idea de que quien asuma la Intendencia de Santiago sea un militante UDI, tomando en cuenta que la comuna está en manos de Felipe Alessandri, de RN.

Dentro de los nombres que se han sumado a la carrera para asumir dicho cargo está el de la periodista y ex directora de programación del primer gobierno de Piñera, María Irene Chadwick, militante UDI, quien tras el gobierno creó una consultora de comunicaciones.

/gap