Con una carta en su mano y acompañado de su hijo, el diputado Rojo Edwards llegó a las oficinas de Renovación Nacional cerca de las 11:30 horas de ayer. Tras cumplir un año y tres meses sin militar en el partido, el parlamentario se reintegró a la coalición de la que fue parte y representó durante siete años.

En medio de un ajetreado día en las oficinas de RN, en donde se realizaron múltiples reuniones para definir los nombres que se propondrán al Presidente electo Sebastián Piñera para su futuro gobierno, Edwards se reunió con el timonel del partido, Cristián Monckeberg, y con Carlos Larraín. Además de volver a inscribirse, el diputado entregó una carta a la directiva en la que reconoce que cometió un error al renunciar a la tienda política.

/gap