A menos de una semana que llegue el mes más temido por los chilenos, son muchos los que han comenzado a preocuparse de cómo sortear las deudas que trae marzo. Permisos de circulación, matrículas del colegio o la universidad, útiles escolares y vestuario de los niños, son sólo algunos de los gastos extras que trae este mes. En este contexto, cabe preguntarse ¿en qué elementos hay que fijarse económicamente de cara a marzo?
Además de los gastos propios del mes, las vacaciones y las compras navideñas que aún no se han pagado también podrían afectar al presupuesto. Para Cristián Lecaros, CEO de Inversión Fácil, “marzo es un mes donde idealmente deberíamos tener algo de ahorro que puede ser de dos maneras. Una es tener un fondo donde tengo dinero apozado, sin ningún destino de gastos particular, o un ahorro forzado para poder estabilizar los momentos donde haya mayores salidas de flujo”.
Esto significa planificarse hasta con un año de anticipación ahorrando desde enero a diciembre una cierta cantidad de pesos por mes para que cuando llegue marzo, se pueda acudir a este dinero forzado y llegar más tranquilo. Esta técnica es buena para aquellos costos que sabemos que ocurrirán todos los años, pero que con un presupuesto mensual y anual permite tenerlos controlados.
“Tener una visibilidad de lo que se viene en marzo es muy importante ya que, al entenderlo, podemos tomar decisiones financieras. Si es que voy a tener que usar una línea de crédito, si es que me va a alcanzar o no, planificar en base a ello en qué gastos podría haberlo hecho mejor. Por ejemplo, en útiles escolares ir a comprar a Meiggs o pagar en dos cuotas el auto. Todo eso surge de poder armar un presupuesto, ya que conociendo mis números reales, voy a poder mejorar o planificar”, explica Cristián.
El beneficio final de este presupuesto es la libertad financiera. Con este orden en algún momento se llega a la etapa donde he pagado las deudas y empieza a quedar un saldo que puede ser incluso invertido para generar más ganancias. “La invitación es a que las personas, cuando salgan finalmente de sus deudas, puedan mejorar su situación financiera a través de invertir su dinero en activos que puedan rentar desde un 5% a un 10% hacia arriba, y por ende multiplicar sus ingresos”, comenta el CEO de Inversión Fácil.
Sin embargo, existe una gran mayoría de chilenos que llegan a marzo y no ahorraron ni planificaron sus gastos. Para Cristián, la recomendación en estos casos es ordenarse de la manera menos costosa financieramente. Ocupar las tarjetas sin intereses y pagar a 12 cuotas el colegio de los niños, por ejemplo.
Si es que pese a estas recomendaciones, de igual manera no te alcanzó el dinero y estos gastos se traspasaron a abril, “podrías tomar un línea de crédito pero con el compromiso de pagarla al otro mes. La línea se ocupa solamente si es que tengo más ingresos el otro mes y cumplo con este compromiso. Si es que no, es mejor tomar un crédito de consumo para pagar las deudas porque es más barato que la línea”, menciona Cristián.
Pese a que existen estos consejos para aquellos que llegaron al mes con más gastos del año sin haberse planificado, la mejor opción para el CEO de Inversión Fácil siempre va a ser la organización de un presupuesto. Marzo trae consigo una serie de gastos que se repetirán si o si todos los años, por lo que hay que prepararse durante todo el año. Con estas recomendaciones, será mucho más fácil dormir tranquilo.

/gap