Alrededor de 35 toneladas de basura dejaron los festejos  de Año Nuevo que se realizaron durante las últimas horas en la Alameda, según informó la mañana de este lunes el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri. 

Eso sí, y a pesar de la gran cantidad de residuos, el edil informó que a eso de las 9.00 horas culminaron los trabajos de limpieza, destacando la labor de los 190 funcionarios que comenzaron con la misión a eso de las 1.30 de la madrugada.

“Hoy hemos cumplido, vinieron cerca de 400 mil personas a celebrar el fin del año 2017 aquí a la Torre Entel. Hubo 35 toneladas de basura y sin embargo, podemos decir que tenemos la Alameda completamente limpia y no parece que hace menos de cinco horas aquí habían grandes celebraciones”, sostuvo Alessandri.

En el mismo sentido, el edil destacó el comportamiento de los asistentes, asegurando que fue “ejemplar” y que no se produjeron desmanes. 

“En años anteriores hubo pequeños desmanes, este año no tuvimos nada que lamentar, solamente celebración. El público se comportó de manera ejemplar, concurrieron con niños, había mucha seguridad”, puntualizó.

/gap