Desde que se hicieron públicas las denuncias contra el futbolista Jonathan Fabbro, detenido, acusado de abusar de su ahijada menor de edad, su pareja, la modelo paraguaya Larissa Riquelme, siempre se mostró a su lado de manera incondicional. Ahora, la morocha subió un extraño posteo a las redes sociales en el que se refiere a “las grandes cosas” que pasarán en el 2018. ¿Le soltó la mano a su novio o tiene confianza ciega en su inocencia?

“¿Saben cuál es la ironía de la vida? Tener prisa para crecer y después suspirar por la infancia perdida. Perder la salud para ganar dinero y después perder dinero para recuperar la salud. Pensar ansiosamente en el futuro y olvidar el presente y aún así no vivir ni el presente ni el futuro. Es vivir como si nunca fuésemos morir y morir sin haber vivido. La vida está hecha de contradicciones. La palabra vida tiene una letra V, el resto es ida… Por eso disfruta el presente y de la compañía de quien te hace feliz”, arrancó la modelo su reflexión en Instagram.

Luego, siguió: “Feliz año para todos….#2018. Dios tiene grandes cosas para este año”, lo cual llamó la atención teniendo en cuenta que recibe el año con su pareja, Jonathan Fabbro, preso desde hace poco menos de dos semanas, acusado de haber abusado de su ahijada de once años.

Desde que el futbolista fue detenido en México, Larissa se mostró a su lado: “Hay batallas que requieren tu silencio porque te toca ver como Dios pelea por ti”, había escrito en las redes en apoyo a su novio y esperanzada porque cree en la inocencia de él, dijo en Nosotros a la  mañana: “Estamos de pie, gracias a Dios, luchando. La verdad que nos sentimos con el corazón afligido. Nos sentimos mal. Yo creo que no hay palabras para expresar los sentimientos. Lo que sí que estamos con mucha fe de que todo esto salga adelante, salga bien y podamos demostrar lo que nosotros creemos y sabemos lo que es”.

Sobre Jonathan pesan dos acusaciones de abuso, la primera denuncia está radicada en la Argentina y la realizó la madre de su ahijada  y sobrina, que asegura que él abusó durante cinco años de la menor, actualmente de once. La segunda, en Paraguay, corresponde a una menor del entorno cercano de Riquelme.

La carátula de la causa argentina por la cual fue detenido en México tras un pedido de captura internacional está titulada como “abuso sexual reiterado agravado por resultar el acusado encargado de la guarda de la menor, en concurso ideal con corrupción de menores”.

Desde que se hicieron públicas las denuncias contra el futbolista Jonathan Fabbro, detenido, acusado de abusar de su ahijada menor de edad, su pareja, la modelo paraguaya Larissa Riquelme, siempre se mostró a su lado de manera incondicional. Ahora, la morocha subió un extraño posteo a las redes sociales en el que se refiere a “las grandes cosas” que pasarán en el 2018. ¿Le soltó la mano a su novio o tiene confianza ciega en su inocencia?

“¿Saben cuál es la ironía de la vida? Tener prisa para crecer y después suspirar por la infancia perdida. Perder la salud para ganar dinero y después perder dinero para recuperar la salud. Pensar ansiosamente en el futuro y olvidar el presente y aún así no vivir ni el presente ni el futuro. Es vivir como si nunca fuésemos morir y morir sin haber vivido. La vida está hecha de contradicciones. La palabra vida tiene una letra V, el resto es ida… Por eso disfruta el presente y de la compañía de quien te hace feliz”, arrancó la modelo su reflexión en Instagram.

Luego, siguió: “Feliz año para todos….#2018. Dios tiene grandes cosas para este año”, lo cual llamó la atención teniendo en cuenta que recibe el año con su pareja, Jonathan Fabbro, preso desde hace poco menos de dos semanas, acusado de haber abusado de su ahijada de once años.

Desde que el futbolista fue detenido en México, Larissa se mostró a su lado: “Hay batallas que requieren tu silencio porque te toca ver como Dios pelea por ti”, había escrito en las redes en apoyo a su novio y esperanzada porque cree en la inocencia de él, dijo en Nosotros a la  mañana: “Estamos de pie, gracias a Dios, luchando. La verdad que nos sentimos con el corazón afligido. Nos sentimos mal. Yo creo que no hay palabras para expresar los sentimientos. Lo que sí que estamos con mucha fe de que todo esto salga adelante, salga bien y podamos demostrar lo que nosotros creemos y sabemos lo que es”.

Sobre Jonathan pesan dos acusaciones de abuso, la primera denuncia está radicada en la Argentina y la realizó la madre de su ahijada  y sobrina, que asegura que él abusó durante cinco años de la menor, actualmente de once. La segunda, en Paraguay, corresponde a una menor del entorno cercano de Riquelme.

La carátula de la causa argentina por la cual fue detenido en México tras un pedido de captura internacional está titulada como “abuso sexual reiterado agravado por resultar el acusado encargado de la guarda de la menor, en concurso ideal con corrupción de menores”.

/gap