Una mujer rusa se ha sometido a una cirugía experimental que le ha permitido recuperar parcialmente la vista con la implantación de un ojo biónico que le permite ver formas de luz después de pasar más de 13 años ciega.

La paciente padecía deficiencia visual de pequeña y a la edad de 37 años dejó de ver por completo. La cirugía experimental a la que se sometió a mediados de diciembre le ha permitido ver, por primera vez en 13 años, a su marido, como apuntan en el medio Russia Beyond, perteneciente a TV-Novosti.

El ojo biónico consiste en un chip implantado en la mácula del ojo, un par de gafas con cámara y un receptor que procesa las imágenes captadas por la cámara y la “traduce” como si fuese una señal enviada por el cerebro, para que el ojo la entienda y la vea.

El paciente ver algo así como la imagen de un píxel, unos patrones de luz que con entrenamiento irán dando forma al mundo que le rodea, aunque, como ha matizado el cirujano responsable, Khristo Takhchidi, no podrá ver “como si su visión hubiera sido restaurada por completo”.

Esta operación es experimental, y se trata de la segunda que se hace en Rusia con esta tecnología. La primera, tuvo lugar hace unos meses, en agosto. El coste, no obstante, es elevado, ya que ronda los 117 mil euros (unos 86 millones 383 mil pesos chilenos).

/psg