12 años alcanzó a estar en el Parlamento el actual presidente de Renovación Nacional, Cristián Monckeberg. A punto de cumplir 50 años, a partir del próximo 11 de marzo dejará de ser diputado, luego que decidiera no repostularse para un cuarto período legislativo. “Fue la mejor decisión, y la tomé independiente de lo que ocurriera con el futuro gobierno”, señala el abogado en su primera entrevista del año 2018. “Ya había cumplido más que suficiente mi labor en la Cámara de Diputados y ahora cómo voy a seguir hacia adelante, no lo sé. Me encantaría trabajar en el futuro gobierno, yo gozo con la política, es mi pasión. Por lo tanto, en alguna función voy a estar”.

– ¿Aspira a tener un cargo importante? Se lo pregunto porque suena mucho como futuro intendente de Santiago.

– Voy a estar donde el Presidente lo estime. Y si él estima que no es minuto, seguiré siendo el presidente de Renovación Nacional. Eso, sin lugar a dudas. Sobre lo de la intendencia, agradezco que se especule sobre mi futuro, pero es sólo eso.

– Pero, ¿le gusta esa labor más ejecutiva, de mayor cercanía con la gente, que tiene la figura del intendente?

– Es evidente que el intendente tiene una labor más cercana a la ciudadanía y también a los alcaldes. Y eso es muy atractivo. Pero ese tema se resolverá en las próximas semanas. No quiero adelantar nada.

– Mañana van a entregar al Presidente las propuestas de RN para la conformación del gabinete, ¿qué esperan de la decisión que adopte el Presidente al respecto?

– Yo creo que no van a haber grandes novedades. El Presidente ha sido claro, quiere un gobierno muy político, que tenga mucha capacidad técnica, pero también mucho manejo político, que sea capaz de llegar a acuerdos y que lleve adelante el programa de gobierno, que busca principalmente dinamizar el país y recuperar el ritmo que se había perdido.  Por lo tanto, el gabinete tiene que responder a esas prioridades.

Nosotros como RN estamos poniendo nuestra mejor gente a disposición del Presidente Piñera para que escoja, pero pretendemos lógicamente tener una buena presencia en ese gabinete. Mal que mal, en las últimas dos elecciones hemos sido el partido más votado de Chile.

– Sebastián Piñera ¿tiene libertad total para elegir a su gabinete o bien tiene una obligación moral con los partidos y fundamentalmente con RN por lo que usted mencionaba usted en la respuesta anterior?

– El Presidente tiene absoluta libertad, no está obligado a dejarnos a todos contentos. No es necesario hablar de obligación del Presidente con Renovación Nacional, pero no me cabe la menor duda que nos tendrá bien considerados. Y no sólo por los buenos resultados electorales, sino que también porque tenemos muy buenos candidatos, y también porque hemos sido muy leales desde el día uno, desde el día en que se conformó Chile Vamos. Hemos sido leales con el conglomerado y también con el Presidente Piñera. Renovación Nacional es el partido del gobierno, y eso significa “en las buenas y en las malas”. No me cabe la menor duda que con su experiencia de ya haber sido Presidente de la República va a tomar decisiones que nos van a dejar a todos conformes. Es imposible que todos quedemos contentos, pero evidentemente, todos quedaremos conformes.

– ¿Qué pasa si Piñera no toma en cuenta sus propuestas?

– La lealtad con el Presidente es a toda prueba, y lo hemos definido de ese modo, en el sentido de ser el partido de gobierno. No me pongo en el escenario que nuestro partido no esté bien considerado en el gabinete y en el futuro gobierno.

– Usted dijo “nuestra coalición también debe avanza hacia el centro”. En ese sentido, ¿el gabinete también debe reflejar ese concepto?

– Es evidente que el Presidente Piñera siempre ha sido una persona con vocación de centro. Pese a tener su domicilio político en Renovación Nacional, siempre su crecimiento ha ido hacia el centro. Yo creo que el gobierno tiene que aspirar a representar a todos los chilenos, pero principalmente a la clase media.

– ¿Qué características debe tener el nuevo gabinete? ¿Políticos con sentido técnico?, ¿técnicos pero con experiencia política?, ¿un gabinete paritario?

– No es muy bueno amarrarse a ciertos conceptos, a ciertos criterios, porque finalmente uno termina dando explicaciones si es que no se cumplen esos criterios. No me cabe la menor duda de que habrá una buena presencia de hombres, una buena presencia de mujeres y que además el gabinete va a reflejar la diversidad de Chile Vamos.

– ¿Hasta qué punto la directiva RN está dispuesta a que el Presidente decida nombrar a alcaldes y parlamentarios en ejercicio en puestos de confianza de gobierno? ¿Es necesario recurrir a esta práctica al comienzo de la nueva administración?

– Creo que hay más que suficientes liderazgos en los partidos para conformar el gabinete y que no están ocupando cargos de elección popular. Si se producen excepciones, las va a tomar el Presidente de la República, pero no creo que sea el criterio mayoritario.

– En esa lógica, ¿RN debe estar representado en el comité político de La Moneda?

Evidentemente y además en los ministerios sectoriales y en los económicos.

“Si hubo alguien determinante en este triunfo, fue el Presidente Piñera”

– A dos semanas del triunfo en segunda vuelta, ¿cómo interpreta ahora el 54% de los votos en favor de Piñera?

– Fue un respaldo macizo a nuestro sector y a la candidatura del Presidente Piñera. Además es justo reivindicar el rol que tuvo el mismo Sebastián Piñera en este triunfo. La gente votó por él y además votó por nuestro proyecto político. Todos ayudamos, pero si hubo alguien determinante en este triunfo, fue el Presidente Piñera. Y ahora lo que hay que hacer es responder a esa confianza que nos entregó la ciudadanía.

– ¿Qué señales dio la gente en ese respaldo macizo del que usted habla?

– La gente quiere acuerdos, que sigamos avanzando en mayores derechos para las personas, pero en forma moderada. Y no pasando la aplanadora ni la retroexcavadora.

– En ese sentido, ¿cuáles deben los desafíos concretos e inmediatos que deberá enfrentar el segundo gobierno de Sebastián Piñera?

– En lo inmediato, deberá enfrentar los temas de inmigración, de pensiones, la política de niñez, salud y La Araucanía. Son cinco temas centrales, que se deberán abordar rápidamente, desde el día uno en el gobierno.

– José Joaquín Brunner dijo en “El Líbero” hace una semana que si Piñera pretende consolidar un movimiento político mucho más amplio, no va a ser porque lleve gente al gobierno que antes perteneció a la Concertación, sino porque deberá articular proyectos en los cuales mucha gente pueda converger, y configure acuerdos en el Congreso en los cuales puedan concurrir parlamentarios que no son propiamente de la centro derecha. ¿Está de acuerdo con esa tesis?

– El nombrar ciertos ministros o funcionarios en los cargos de gobierno, no es señal de que estemos avanzando hacia el centro o formando una mayoría política y social más amplia. Eso sólo se logra cuando se concreta en hechos. Y los hechos son leyes y decisiones administrativas que permitan avanzar. Yo creo que el gobierno se va a consolidar como una administración más inclusiva, más amplia, cuando logre resultados concretos en el Congreso. Y es ahí donde hay que hacer el mayor esfuerzo de gestión, en el sentido de lograr acuerdos, de imponer el diálogo. De entender que hay personas que piensan distinto, pero que se puede llegar a entendimientos.

– ¿Debería ser un gobierno como el de Patricio Aylwin, como sostuvo hace dos años Andrés Allamand en su libro “La Salida”?

– Yo creo que el Presidente Piñera lo ha señalado. Deberá ser un gobierno de unidad, donde primen los acuerdos importantes en temas que son relevantes, como la política de migración o las pensiones. Más que ideología, lo que necesitamos es ponernos de acuerdo y resolver de buena manera situaciones sociales que son urgentes.

Por Nicolás González S. para ellibero.cl

/psg