Arturo Vidal, que todavía debe resolver su continuidad o partida de Bayern Munich, tiene otro poblema más importante que resolver, esta vez con la justicia.

Según publicaron diversos medios, la Fiscalía de Múnich presentó cargos contra el seleccionado nacional por “golpes y lesiones graves” provocados durante una gresca ocurrida el 2017.

Al chileno se le acusa de estar implicado en un enfrentamiento en un principio verbal y después corporal en septiembre de 2017 en una discoteca de Munich, y de enfrentarse a la ley, de acuerdo a lo que explicó la prensa germana.

Si es declarado culpable, “el jugador enfrenta varios años de prisión”, señaló Bild.

Según la información de la publicación alemana, su hermano Sandrino también fue señalado como uno de los agresores por la Fiscalía. De comprobarse los hechos, su castigo parte en 6 meses y se puede extender hasta 10 años en la cárcel.

La situación por lo que se le acusa a Vidal se generó luego de participar en la fiesta Oktoberfest el 16 de septiembre del año pasado en la zona VIP del local Club Crowns, donde el criollo se encarcó con los guradias con supuestos “golpes”, además de provocar lesiones a otra persona en la cabeza con una botella.

La reacción de vidal tras las publicaciones de la prensa

Arturo Vidal utilizó sus redes sociales para hacer un descargo contra la prensa, a la que consideró como desinformada respecto a los hechos por los que se le acusan.

“Se llenan de rabia”... por su éxito, apuntó el jugador. Después subió una imagen de sus logros a lo largo de su carrera en su cuenta Twitter, con la frase: “¡Querido y respetado por todo el mundo!”.

Otro jugador chileno en el extranjero que dio su apoyo a Vidal fue Fabián Orellana,  que mediante un mensaje en la publicación del ex Colo Colo también dirigió sus dardos a los profesionales de los medios informativos, señalando que como “nunca jugaron al fútbol, tuvieron que estudiar periodismo, porque para jugar fútbol no les dio“.

/gap