Una insólita situación es la que vivió un madre antofagastina que denunció el robo de un “muñeco de fin de año” a través de las redes sociales.

Según relató la ofuscada mujer, el “mono” fue hecho por sus hijos y puesto en las cercanías de su domicilio para ser quemado y despedir, así el 2017.

Tras ello, los presuntos implicados en el “robo” pidieron disculpas mediante una historia de Instagram, donde manifestaron que “lo siento por robarles el mono, pero no queríamos hacer uno”.

/gap