Tal como lo anunció ayer, el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, supervisó este miércoles la ejecución del “Plan Colchane”, con la salida de 138 inmigrantes que ingresaron al país de forma ilegal, a través de un vuelo de la FACh y en buses.

“Estamos dando cumplimiento a lo que hemos manifestado en las últimas horas. Aquí tenemos que ser muy claros, estamos en presencia del primer vuelo que sale desde la ciudad de Iquique con destino Colombia y Venezuela”, indicó esta mañana. En total, son 86 personas que abordaron el vuelo de la FACh.

En tanto, se suman 52 personas que salieron en buses, con destino a Perú y Bolivia. Por eso, el ministro calificó el hecho como “un hito, porque es la primera vez que en un solo día que se hace una expulsión administrativa tan masiva (…) que da cuenta de personas que ingresaron hace menos de tres meses, de manera clandestina, por pasos irregulares y eso lo convierte en sujetos de expulsión”.

Sin embargo, también existen expulsiones judiciales que se concretaron en esta jornada, las que tienen que ver con “personas que cometieron delitos, sobre todo ligado al narcotráfico”.

Con esto, Delgado anunció que la medida representa una “notificación a las personas que piensan ingresar a Chile por pasos irregulares de manera clandestina, que se arriesgan a un proceso de expulsión, tal como dice la ley”.

Agregó que quienes fueron expulsados “son personas que no han cometido delitos graves, son personas que no tienen familia en Chile, que no son padres de familia ni tienen hijos acá, y lo que corresponde, como dice la ley, es que sean expulsadas. Lo que queremos dar con esto es una muy potente señal de que tenemos que ordenar el flujo migratorio por nuestras fronteras”.

/psg