Este martes la Corte de Apelaciones de Rancagua sobreseyó de forma definitiva Sebastián Dávalos de la causa original del caso Caval. A la salida del tribunal, el hijo de la Presidenta Michelle Bachelet hizo un punto de prensa en el que dio lectura a un comunicado en el que cuestionó con fuerza las filtraciones de antecedentes de esta causa por parte del Ministerio Público, al que se refirió como “la muy corrupta Fiscalía”.

“¿No les parece raro que justo en los días anteriores y posteriores a que yo solicitara mi sobreseimiento se hicieran más patentes las filtraciones intentando rodearme de un aura de culpabilidad inexistente? No me sorprendería que después de emitido este comunicado la muy corrupta Fiscalía, haciendo uso de la nomenclatura utilizada por el fiscal nacional, intente formalizarme por algún inexistente a modo de represalia, como ya ocurrió anteriormente con el caso de Natalia, mi señora”, declaró el ex director sociocultural de La Moneda.

Las declaraciones de Dávalos fueron comentadas esta mañana por el vicepresidente de la Asociación de Fiscales, Mario Carrera, quien recordó que el esposo de Natalia Compagnon aún es “imputado” por el Ministerio Público.

“(Dávalos) es aún imputado por la Fiscalía, porque sobre él, efectivamente, hay una causa derivada del caso Caval donde se realizó una querella por Gonzalo Vial (Concha) relativa a un delito de estafa”, explicó el abogado.

Respecto a los dichos del hijo de la mandataria, Carrera dijo: “Espero que no se refiera o no entienda esta persona como un acto casi de venganza el hecho de que en esa causa (por estafa) pudiese tener alguna formalización, acusación o salida distinta”.

Agregando que Dávalos “es una persona que se encuentra imputada por la Fiscalía, por lo tanto, puede deberse a esa condición sus palabras…(su declaración) es poco prudente”.

La mencionada arista se originó luego que el empresario Gonzalo Vial Concha se querellara por el delito de estafa, quien pagó una cifra cercana a los mil millones de pesos a Caval por informes que serían plagios.

En esta causa se indagan boletas de Sebastián Dávalos.

Según declaró Mauricio Valero, socio de Caval, las glosas de las boletas emitidas por el hijo de la presidenta -por 10 millones de pesos- fueron determinadas como asesorías comunicacionales por orden de Compagnon.

/gap