El fiscal nacional Jorge Abbott, se refirió a la salida de la machi Francisca Linconao del país, a días de que se realice la audiencia para solicitar medidas cautelares, tras la anulación del juicio por el crimen del matrimonio Luchsinger Mackay.

Abbott dijo que no existe una fuga, en tanto que tras la anulación del juicio, la Fiscalía solicitó audiencia ante el tribunal para revisar las medidas cautelares de los imputados en el caso, pero que la justicia fijó fecha para el día 11 de enero.

Sobre el riesgo de que otros imputados del caso puedan tomar una decisión similar, Abbott dijo que la Fiscalía pidió al tribunal adelantar la audiencia.

“No tenemos ninguna razón para dudar de que no vuelva”, dijo Abbott, quien además planteó que “si no vuelve es grave”.

El fiscal nacional dijo además que, si la machi Linconao no regresa para la fecha de la audiencia en que se revisarán las cautelares, el Ministerio Público solicitará la extradición.

/gap