Después de conseguir el título, Colo Colo no ha tenido semanas tranquilas. El objetivo de tener una destacada participación en Copa Libertadores requiere de refuerzos de nivel. Sin embargo, a días de iniciar la pretemporada, solo hay un fichaje confirmado. Guede y Mosa se vuelven a incomodar.

La fallida negociación con Lucas Barrios, el alto monto que exigió Necaxa por Matías Fernández (y Everton por Cristián Suárez), más las complicaciones por fichar a Carlos Carmona, tienen con la paciencia del DT al límite, considerando son esos los jugadores que pidió para cumplir un 2018 acorde a las aspiraciones del club.

Durante esta etapa de fichajes, a Macul suelen llegar ofrecimientos de representantes. Pero a Guede poco le interesa. Si no son los recomendados por él o algunos de sus cercanos, mejor no tener refuerzos. De hecho, ya aseguró que prefiere dar más oportunidad a los juveniles que tener a desconocidos en el plantel.

Eso molesta al presidente de Blanco y Negro, que ha tenido días difíciles por las declaraciones de Lucas Barrios que lo culparon directamente del frustrado acuerdo. Y que sabe que debe presentar a jugadores nuevos para convencer a los hinchas.

No obstante, no es primera vez que el DT toma esta actitud. “Macnelly (Torres) está caído. Yo quería a él y a (César) Valenzuela. Si no son ellos, no quiero a ninguno“, dijo el 12 de enero del 2017 en conferencia de prensa. Mark González y Pedro Morales eran los únicos fichajes hasta el momento. “Se nos fue Beausejour, Martín (Rodríguez), se nos va ir Claudio (Baeza)… no opino nada. Es lo que hay, es lo que tenemos“, agregaba días después con cierta molestia.

A mediados de 2017 volvió a ocurrir algo similar. Ante la imposibilidad de concretar el regreso de Torres, Mosa planteó en una reunión la posibilidad de llevar a Jorge Valdivia, con quien ya tenía conversaciones avanzadas. “Si no es Macnelly o Matías Fernández, no quiero a nadie”, le habría dicho el entrenador, provocando la furia del directivo. Casi hubo quiebre total, pero ese día el técnico cedió. Esta vez el panorama es incierto.

/gap