Durante la quinta noche de Festival, el público de la Quinta Vergara mostró su euforia por Maluma. De hecho, la audiencia estaba tan enardecida por el artista de música urbana que esta emoción incluso alcanzó para el doble local del colombiano.
Es por eso que el joven se sacó fotos con media galería (quizás un poco menos, claro) y gente de de producción lo ayudó para que terminara de ver el set en el palco de prensa. Lugar donde se siguió sacando selfies con quienes se las pedían.

Un clásico que volvió a la Quinta

“¡Y fuera! ¡Y fuera! ¡Y fuera!”, gritaba a todo pulmón la galería de la Quinta Vergara unos 30 minutos después de iniciado la presentación de Rodrigo Villegas y la confusión del humorista y el resto del público era evidente. Apenas unos instantes atrás todo era risa, pero ahora el “monstruo” empezaba a despertar. Lo que no sabía el resto de la audiencia, ni tampoco el mismo Villegas sobre el escenario, es que el mensaje no era para él.

Para peor, tuvieron que pasar unos minutos para que la situación se aclarara: hubo una pelea en la galería. Además, se retomó una clásica pero pésima costumbre, entrar al lugar desde los cerros para evitar pagar la entrada. ¿El resultado? Una rutina interrumpida por la batahola y varios detenidos.

Fuente: Emol.com

/gap