Mucho se comentaba que el proyecto de retiro de fondos de pensiones tendría un impacto fiscal porque esto generaría menores pensiones y, por lo tanto, el Estado tendría que desembolsar más dinero para el Pilar Solidario, pero hasta ahora no habían cifras al respecto.

Eso hasta esta mañana, pues el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, dio a conocer los detalles del impacto fiscal en la Comisión de Constitución del Senado. “El costo económico para el Fisco, el valor presente, es decir, en términos de todos los nuevos gastos que van a tener que generarse por esta vía en el futuro, trayéndolos al valor actual, son nada menos que US$3.520 millones. Este es un proyecto que irroga gasto fiscal, y en un monto sustantivo”, dijo Briones.

En ese sentido, el titular de Hacienda dijo que esta iniciativa “es regresiva en dos dimensiones. La primera es que bien sabemos que quienes tienen mayores saldos en sus cuentas, y quienes van a poder hacer los mayores retiros, son también las personas de mayores ingresos y que han tenido mayor estabilidad en su vida laboral, mayores empleos formales, etcétera. Esos son los trabajadores que van a retirar los mayores montos en dinero”.

“Lo segundo, y que parece realmente increíble, es que este proyecto contemple que esos retiros van a ser libres de impuestos, cuando hemos llevado años debatiendo respecto a la progresividad del sistema tributario, parece increíble que sectores de la oposición, que han hecho de esto una bandera de lucha, promuevan hoy día una política que es de lo más regresivo que se ha conocido en los últimos años”, agregó el ministro.

Beneficia a los que tienen más

En ese sentido, dijo que solo en materia de los impuestos que no se van a pagar, y que el Fisco va a dejar de recibir por los fondos de pensiones que se retiren, “estamos hablando nada más, ni nada menos, que de US$760 millones, que beneficia, adivinen a quiénes: al segmento más rico. Una persona que va a retirar $4.400.000, que está en el tramo más alto de renta, se le está haciendo un regalo con cargo a recursos fiscales con nada menos que $1.500.000”, comentó.

Pero no solo eso, también recordó que una vez retirada la pensión, “estos recursos retirados van a poder ser invertidos en APV, lo que conlleva una segunda franquicia tributaria. Hay que agregarle a los US$760 millones, US$300 millones más. ¿En beneficio de quiénes? De los más ricos de este país”, detalló.

“En definitiva, esta moción plantea lo insólito, lo increíble, lo inentendible de cara a la ciudadanía, de regalarle vía impuestos al segmento más rico US$760 millones más US$300 millones, US$1.060 millones, que se concentran además, adivine donde: el 55% de este monto se concentra en el 2% más rico”.

El ministro de Hacienda también dijo que hay que dejar de hablar del proyecto que propone retirar 10% de los fondos de pensiones.

“Creo importante dejar de hablar del proyecto del retiro del 10%, y deberíamos empezar a hablar del proyecto del retiro del 44%, porque la verdad sea dicha, las cifras están ahí, tenemos un 27% de los afiliados que van a retirar el 100% de sus saldos, y el ciudadano o afiliado promedio, va a retirar el 44% de sus saldos. Entonces, sería bueno empezar a hablar del proyecto del retiro del 44% y no del 10%”, dijo.

/psg