Entre el 6 y 20 de enero se efectuará la versión número 40° del Rally Dakar. Este año comenzará en Lima, pasará por Bolivia y terminará en Córdoba, Argentina, con un recorrido total de 9 mil kilómetros y 525 participantes. Entre ellos, siete chilenos, la delegación más pequeña en los diez años de la competencia en Sudamérica.

Pablo Quintanilla (Motos-Husqvarna)

Ampliar

Marcin Kin


Ignacio Casale (Quads-Yamaha)

Luego de participar en camiones el 2010 y motos el 2011, Casale encontró su lugar en los quads. En esa categoría, el ‘Perro’ participará por séptima ocasión, y hasta ahora suma el título del Dakar en 2014 y dos segundos lugares, el último de ellos el año pasado. Para esta edición, el chileno repetirá la fórmula: correrá con equipo propio, con su padre como jefe de mecánicos, y con la experiencia de ser uno de los más experimentados en la categoría.

Ampliar

Cristiano Barni


Boris Garafulic (Autos-Mini)

Hijo de un reconocido piloto de carreras- ya fallecido-, quien le inculcó la pasión por el automovilismo. Desde 2011 compite en el Dakar con un muy buen índice de arribos y una sorprendente regularidad, que le permitió rozar el podio entre el 2012 y el 2015. Una racha que se terminó el año pasado cuando un problema en la caja de cambios lo obligó a abandonar en la séptima etapa. Pensó en no correr más, pero luego de unos meses aceptó la oferta de Mini, e intentará así saldar su deuda: terminar en el top ten.


Patricio Cabrera (Motos-Kawasaki)

Luego que el 2016 una caída lo tuvo convalesciente medio año, por expofractura del brazo derecho, Patricio Cabrera tuvo su revancha el año pasado en el Dakar. Finalizó en el puesto 33° de la general de motos, muy cerca de su gran objetivo para el 2018, donde competirá otra vez abordo de una Kawasaki KFX 450. “Queremos quedar entre los 25 mejores pilotos de la carrera”, se ilusiona.


Juan Carlos Vallejo (Autos-Toyota)

Juan Carlos Vallejo será local en el Dakar 2018. El empresario chileno radicado hace 20 años en Perú, podrá competir en el país donde reside luego cinco de años de ausencia. Una oportunidad que espera aprovechar en su tercer Dakar. Debutó el 2016 junto al peruano Leonardo Baronio y terminaron en el puesto 53°. El año pasado les fue aún mejor: finalizaron 28°. Ahora el desafío es acercarse a los 20 mejores competidores en autos.


Cristóbal Guldman (Motos-Kawasaki)

Este piloto chileno seguía la carrera por TV desde hacía décadas, fascinado con motos como la Africa Twin y con ídolos como Ari Vatanen. Con la carrera en Sudamérica, el de Iquique ingresó en la organización durante cuatro años como rescatista de los competidores que se pierden o sufren retrasos en las dunas. En 2015 debutó con un meritorio 51º puesto; en 2016, un serio accidente lo dejó fuera de carrera con algunas costillas rotas; y el año pasado volvió a la rampa llegada en el puesto 65°. Ahora el primer desafío es terminar.


Giovanni Enrico (Quads-Yamaha)

La delegación chilena del Dakar tendrá este año un debutante: Giovanni Enrico. El antofagastino de 30 años hará su estreno en la prueba más dura del rally off road, en una aventura donde estará acompañado por su padre y su primo como equipo técnico. Sin grandes presiones, las expectativas del ingeniero civil son terminar la carrera el 20 de enero en Córdoba.

/gap