Pablo Quintanilla ya comenzó su participación en el Dakar 2018, competencia que se largó en Lima y que tiene como destino Córdoba en Argentina, pasando por Bolivia.

Antes de comenzar el primer tramo, el piloto chileno manifestó su alegría. “Contento de estar acá. Me siento muy bien. Tuve un año sólido. Tengo una moto nueva que me tiene tranquilo y con ganas de comenzar a correr y entregar el 100% como siempre”, señaló a Fox Sports.

Al alero de Husqvarna, el nacional señaló que está “Contento con el trabajo del equipo y tenemos todo el deseo de ir por la victoria”, de la mano de una nueva moto que “desarrollamos por dos años, más ligera y más fácil de manejar para ir de forma más agresiva, como me gusta”, agregó.

/gap