El líder norcoreano, Kim Jong-un, cumple años este lunes en una jornada en la que no hay previstas grandes celebraciones y en vísperas de la primera reunión de alto nivel entre las dos Coreas en más de dos años.

A diferencia de los días en los que se conmemoran los nacimientos de su padre y su abuelo, el cumpleaños del actual líder, el tercero de la dinastía Kim, no es un festivo nacional en Corea del Norte y no suele incluir ninguna gran celebración.

Aun así, en 2014, el régimen organizó en Pyongyang para su aniversario un partido de baloncesto -deporte del que Kim es un gran aficionado- con jugadores de los EEUU y norcoreanos y la presencia de la ex estrella de la NBA, Dennis Rodman, con quien mantiene una estrecha relación y que le cantó el “cumpleaños feliz” en la pista.

(AP)

(AP)

El aniversario de Kim, cuya edad exacta se desconoce (se cree que tiene entre 34 y 36 años), llega este año el día antes de la primera reunión de alto nivel entre las dos Coreas desde diciembre de 2015, un encuentro centrado en lograr que Corea del Norte participe en los Juegos Olímpicos de Invierno que acogerá Corea del Sur en febrero.

Funcionarios de la dictadura comunista han declarado que su fecha de nacimiento es el 8 de enero de 1982, pero los funcionarios de inteligencia surcoreanos han deslizado que la fecha real es un año más tarde, en 1983, versión que coincide con lo expresado por Rodman: cuando el excéntrico deportista viajó en 2013, indicó que el dictador le dijo que tenía 30 años.

Kim Jong-Il y su hijo menor, Kim Jong-un

Kim Jong-Il y su hijo menor, Kim Jong-un

También 1983 es la fecha informada por Kenji Fujimoto, un chef japonés de sushi que trabajó en los años 90 para el entonces líder supremo, Kim Jong-il. No obstante, una tía del mandatario residente en los Estados Unidos asegura que nació en 1984. “Él y mi hijo era amigos desde bebés, cambié sus pañales”, indicó Ko Yong Suk en declaraciones al Washington Post.

También las versiones oficiales informan que pasó su juventud como militar incógnito dentro del Ejército Popular de Corea. Sin embargo, Kim vivió su adolescencia en Suiza, donde asistió a un colegio internacional caro en Berna, la capital del país, llamado International School of Berne (ISBerne). Hoy, la misma secundaria cuesta alrededor de USD 20.000 por año.

Foto de Kim Jong-un con sus compañeros del International School of Berne

Foto de Kim Jong-un con sus compañeros del International School of Berne

Algunos compañeros de Kim de aquella época lo recuerdan como “un niño algo tímido a quien le encantaba la pizza y disfrutaba de ver deportes en la televisión“, según registra Andrei Lankov, autor de The Real North Korea (La verdadera Corea del Norte). La mayoría de testimonios coinciden en reportarlo como un alumno regular, con alguna facilidad por las matemáticas, pero más interesado en el básquet o los videojuegos. También, indican que usaba otro nombre y fue presentado como hijo de un diplomático. No obstante, algunos relatos pueden ser contradictorios, ya que en la misma época también estudió en Suiza su hermano,  Kim Jong-chul.

En el año 2000, Kim Jong-un regresó repentinamente a su país natal para recibir entrenamiento particular en la Universidad de Kim Il-sung. Allí estudió hasta 2007. Un año después, su padre sufrió un derrame cerebral que lo obligó a apresurar la designación de su sucesor. Ya en el año 2009, el nombre del “Joven General Kim” o el “General de Cuatro Estrellas” fue introducido en la sociedad norcoreana, y fue cada vez más evidente que el más joven de los hijos de Jong Il estaba siendo preparado para ser el próximo líder del país.

El 19 de diciembre de 2011, los norcoreanos amanecieron con la noticia de que su Líder Supremo había muerto luego de 17 años en el poder. Kim Jong-un fue nombrado nuevo líder de la dictadura comunista casi inmediatamente, con alrededor de 30 años. En su primer comunicado al mundo, el 30 de diciembre, el joven dictador afirmó: “Declaramos solemnemente y con confianza que los políticos insensatos de todo el mundo, incluyendo al gobierno títere de Corea del Sur, no deben esperar ningún cambio de nosotros“.

Kim Jong-un (AP)

Kim Jong-un (AP)

La imagen de liderazgo de Kim se ha visto reforzada desde que llegó al poder en diciembre de 2011, cuando se creía que apenas rondaba la treintena.

Con él al frente la economía norcoreana, avanzó en sus primeros años y se ha dado un enorme impulso al programa nuclear y de misiles, lo cual paradójicamente promete tener graves consecuencias sobre el PIB dada la gran cantidad de sanciones que pesan sobre el régimen: tan solo el año pasado la ONU aprobó cuatro nuevos y estrictos paquetes, mientras que China ha aceptado tener una postura más dura ante su histórico aliado.

En todo caso, su rol como líder militar volcado con la defensa nacional se ha visto reforzado gracias a las exitosas pruebas de armas realizadas con especial énfasis en los dos últimos años y a sus mensajes insistiendo en la necesidad de tener un programa nuclear que disuada a los Estados Unidos de una intervención en el país.

Precisamente volvió a insistir en esto último durante su mensaje de Año Nuevo, en el que dejó claro que, pese a la voluntad de mejorar relaciones con Seúl, la carta nuclear no será por el momento negociable.

/gap