La SD Eibar está de dulce y es un hecho. Lo confirman los 19 puntos de 21 posibles logrados en las últimas 7 jornadas en Liga. Números estratosféricos para un equipo que deja atrás los fantasmas de principio de temporada.

El último en debutar con la camiseta armera fue el internacional chileno Fabián Orellana. Él recién llegado, marcó el gol que inició la remontada ante la UD Las Palmas en el primer balón que tocó. Llegar y besar el santo.

Sin embargo, en Eibar ya saben lo que es ver anotar a un nuevo jugador en su estreno oficial desde que alcanzaran la máxima categoría del futbol español.

Javi Lara, debut por partida doble.

El primero de ellos fue el cordobés Javi Lara. El centrocampista logró el primer tanto de la historia del Eibar en su estreno en primera división en 2014. Un golazo de falta directa a la Real Sociedad en la jornada 1 sirvió al club guipuzcoano para lograr sus primeros 3 puntos en la categoría de oro.

Adrián González y Escalante, las grandes apuestas de Mendilibar.

Apenas un año después, en la primera jornada de la temporada 15/16, el técnico de Zaldibar debutó en el banquillo del Eibar. El vizcaíno alineó ante el Granada C.F. a sus dos últimas incorporaciones aquel verano. Acierto total. 22 minutos fueron suficientes para que Adrián, hijo de Michel González perforara la red de Andrés Fernández en el Nuevo Los Cármenes. Por su parte, el argentino Gonzalo Escalante fue el encargado de poner el 0-2 en un marcador que acabaría decantándose a favor del Eibar por 1-3.

Nano Mesa, lo que pudo ser y no fue.

Tras 4 partidos sin disputar ni un solo minuto, la oportunidad del tinerfeño llegó ante el Málaga C.F. en la quinta jornada de la temporada 16/17. El de La Laguna anotó el único gol de su equipo aquella tarde en el minuto 42, en la derrota final por 2-1.Aquel fue el único tanto que el delantero marcó en Liga aquella campaña.

Charles Días, una nueva ilusión.

El delantero se estrenó anotando ante su ex equipo, el Málaga, la primera jornada de este curso. El portugués tardó 3 minutos en perforar la portería de Roberto en un gol que no celebró, pero que sirvió al equipo para llevarse los 3 puntos a Eibar.

/gap