Universidad de Chile vive su mercado de fichajes más pobre de los últimos cuatro años. El cuadro azul apenas suma a Felipe Saavedra y a Ángelo Araos como sus únicas incorporaciones.

En el primer semestre de 2014, con Cristián ‘Relojito’ Romero en la banca, los azules sólo sumaron dos refuerzos. Para el Clausura de ese año, los equipos tenían un cupo máximo de cuatro contrataciones y la U sólo pudo llenar la mitad.

Las caras nuevas en los universitarios fueron el delantero uruguayo Rodrigo Mora, que llegó a préstamo de River Plate, y el defensa Matías Caruzzo, que venía del otro grande argentino: Boca Juniors. Además, Francisco Castro regresó de un préstamo en Unión Española. Los azules cumplieron una mala campaña y terminaron en el duodécimo lugar.

En los últimos años, el récord de fichajes en un semestre, sin considerar jugadores que volvían de préstamo, lo tiene la U de Sebastián Beccacece.

En el segundo semestre de 2016, un total de 11 nombres nuevos llegaron a la tienda azul: Fernando de Paul, Lorenzo Reyes, Jonathan Zacaría, Alejandro Contreras, Mario Briceño, Juan Leiva, Jean Beausejour, Gastón Fernández, Franz Schultz, Felipe Mora y Christian Vilches. ¿El resultado? Beccacece sólo dirigió los primeros seis partidos del Apertura.

/gap