Un reportaje de la revista Esquire da cuenta de la situación que se está desarrollando en Portland tras las protestas por la muerte de George Floyd, asegurando que se están realizando detenciones en vehículos sin identificar, llevando a manifestantes a lugares desconocidos para ser golpeados, por lo que señalaron que la ciudad se “pinochetizó”.

En la nota firmada por Charles P. Pierce, consigna que “los agentes federales han estado utilizando vehículos sin marcar detener a los manifestantes desde al menos el 14 de julio (…) múltiples videos publicados en línea muestran a los oficiales conduciendo hacia personas, deteniéndolas sin explicación de por qué están siendo arrestadas, y llevándoselas”.

Así, da cuenta de casos denunciados por Oregon Public Broadcasting, donde “manifestantes O’Shea y Pettibone dijeron que creen que fueron atacados por oficiales federales por simplemente usar ropa negra en el área de la manifestación”.

“Cegado por su sombrero, en una minivan sin marcas llena de personas armadas vestidas con camuflaje y chalecos antibalas que no se habían identificado, Pettibone dijo que fue conducido por el centro antes de ser descargado dentro de un edificio. No sabría hasta después de su liberación que había estado dentro del tribunal federal”, consignó.

Para el cronista, esta es una demostración que “una gran ciudad estadounidense está siendo pinochetizada a plena luz del día”, apuntando a la administración de Donald Trump y sus acciones para hacer frente a las protestas raciales en el país, utilizando a Portland como “zona de experimentos” para estar acciones de represión.

“Necesitamos una Comisión de Verdad y Reconciliación ahora, antes de que el ensayo general se convierta en un espectáculo itinerante”, consignó.

/psg