Reinaldo Rueda vive horas claves para convertirse en el sucesor de Juan Antonio Pizzi en la banca de la ‘Roja’. El entrenador colombiano aterrizó en Río de Janeiro a la espera de una posible desvinculación con Flamengo, aunque fue el propio adiestrador que puso la cuota de suspenso ante su inminente llegada a la selección chilena.

El ex entrenador de Ecuador evidenció su molestia por las especulaciones que sea han dado durante todo este tiempo y aclaró que llegó a Brasil para reunirse con la cúpula del ‘Mengao’ y así esclarecer su futuro.

“Voy a reunirme con los directivos de Flamengo. No puedo declarar lo que no tengo, estaba en vacaciones y creo que no hay nada que declarar hasta el momento. Es una pena que haya tanta precipitación y tanta irresponsabilidad en las informaciones”, manifestó en declaraciones con Fox Sports.

Además, el adiestrador de 60 años aclaró que solo hubo una conversación con Arturo Salah y que no hay ningún acuerdo con la ANFP. “Negociaciones, no. Hubo un diálogo, un ofrecimiento, mas todavía no hay nada firmado”, aclaró al ser consultado por el interés del máximo timonel del fútbol chileno por contar con sus servicios.

A pesar de estas declaraciones, se espera que durante las próximas horas se defina el futuro de Reinaldo Rueda con el ‘Fla’ y que existan novedades sobre su arribo a la banca del bicampeón de América, considerando que su representante está en Santiago afinando los últimos detalles con la dirigencia de la ANFP.

Por Ignacio Soto Bascuñán