Universidad de Chile igualó 0-0 con Everton, en un duelo válido por la 4° fecha del Scotiabank Clausura. Se jugó en el Estadio Nacional con sobre 20 mil personas en las tribunas.

Los de Hoyos pelearon con ánimo y voluntad, pero no pudieron doblegar al ordenado y energético cuadro del Vitamina, que hizo bien su papel y aguantó el cero en su arco. Los azules muestran buena cara, pero aún no logran plasmarlo en el arco rival y han anotado sólo dos goles en cuatro partidos.

 

Nuevamente la U no jugó mal. Tuvo las mejores ocasiones, fue mucho más peligroso en el área de Lobos pero otra vez no pudo ganar ni anotar un porcentaje mínimo de las posibilidades que tuvo. Everton cumplió su tarea y aguantó en su campo, esperando alguna contra que desnivelara la defensa azul. Vilches y Jara no tuvieron demasiada tarea y pese a los problemas que vienen trayendo, lograron entregar el arco en blanco.

Pero Everton simplemente no pudo. La U tomó la pelota con el ofensivo Espinoza como emblema y tratando de que los laterales Beausejour y Rodríguez alimentaran a los delanteros Fernández, Rozas y Benegas. No tuvieron suerte ante Lobos que jugó bien y fue determinante, especialmente en el primer tiempo.

En el complemento Hoyos intentó con Ontivero y realizó el trio de cambios que ya se está haciendo costumbre. Entró el relegado Mora y Pizarro los últimos minutos. La U mantuvo el control, pero chocaba constantemente con la zaga del Vitamina. En estos momentos los azules no lograron marcar diferencias y permitieron que la visita se sintiera cada vez más cómodo.

Everton retiró de la cancha a Cerattó y a Ragusa, los dos talentosos que no lograron tomar el mediocampo y tuvieron que luchar mucho más en defensiva. Por el lado azul Rodríguez y Beausejour intentaron por las puntas, pero el largo camino que debían transitar entre la zaga y el área rival hacía que sus esfuerzos llegaran diluidos. Ahí pecó la U, alguien que desnivelara por las bandas apoyando a los laterales y no sólo dependiendo de ellos.

La U no mostró mala cara y repitió el control del duelo anterior, pero nuevamente no pudo desnivelar y empieza a mirar la tabla con más problemas. Sólo ha anotado dos tantos en cuatro partidos y uno fue un autogol.

El ánimo azul quedó masticando la rabia y pese al apoyo de los hinchas, sabe que si no empieza a ganar el título del Scotiabank Clausura se alejará definitivamente.

En la próxima fecha la U visitará a Palestino en el Nacional, mientras que Everton será local ante Wanderers en Sausalito.

/Redgol

/gap