Un perro Husky está en un hospital desde hace seis días luego de haber perseguido la ambulancia que traía a su dueño hasta el centro médico de México.

El hombre afectado fue trasladado a otra clínica pero la mascota sigue en la sala de espera, con la esperanza de ver a su dueño.

Desde el hospital, compartieron la foto y relataron el emotivo hecho. Además, contaron que la mascota se encariñó con los empleados y hasta le dan croquetas.

/psg