La Democracia Cristiana se retiró de las negociaciones con la Nueva Nayoría y el Frente Amplio para quedarse con la presidencia de la Cámara de Diputados durante el gobierno de Sebastián Piñera.

Esto, luego que parlamentarios del PS, PC y Frente Amplio rechazaran la designación de Andrés Zaldívar al Consejo Resolutivo de Asignaciones Parlamentarias.

Así, el diputado Roberto León, jefe de la bancada DC, recalcó  que “la bancada de diputados de la Democracia Cristiana ha decidido suspender toda conversación para avanzar en los acuerdos de conformación de mesa y comisiones a contar de marzo. Si ustedes miran los votos negativos, se van a dar cuenta que muchos de los que quieren ser socios nuestros votaron en contra”.

Junto con ello, León no descartó alinearse con Chile Vamos para presidir la mesa de la Cámara de Diputados y las comisiones, recordando que “ya lo hicimos en más de una ocasión”.

Por su parte, el propio Andrés Zaldívar fue consultado sobre la chance de que la derecha lidere la Cámara Baja tras esta decisión de la DC, declarando que “no es problema mío”.

Sin embargo, tuvo palabras para quienes no querían que siguiera ligado al Congreso tras dejar el Senado en marzo próximo, señalando que “voy a aceptar la designación, trataremos de trabajar y colaborar, el debate que he escuchado en la Cámara de Diputados ha sido, a mi modo, injusto en relación con mi persona”.

/gap