“No tengo por qué renunciar al cargo y a la dieta”, dijo ayer Andrés Zaldívar tras su polémico nombramiento como futuro integrante del Consejo Resolutivo de Asignaciones Parlamentarias, designación que fue ratificada por la sala de la Cámara.

El senador DC fue consultado al respecto luego de que algunos diputados apuntaran a la incompatibilidad que tienen los legisladores para asumir cualquier otro cargo remunerado por el Fisco, lo que está estipulado en el Artículo 58 de la Constitución. Así, algunos comentaron que debía, al menos, renunciar a su dieta.

Sin embargo, fuentes del Congreso dicen que los integrantes del Consejo de Asignaciones se constituirán oficialmente después del 11 de marzo, cuando Zaldívar ya no sea senador. Y antes de eso, salvo la votación en la Cámara y el Senado, no habrá un documento oficial que consagre la composición del organismo.

Sin embargo, el diputado René Saffirio -ex DC y férreo opositor al nombramiento de Zaldívar- dijo ayer que recurrirá al Tribunal Constitucional (TC) para que se pronuncie sobre la posible infracción a la Carta Magna. El legislador, en todo caso, requiere el apoyo de nueve diputados para oficializar el ingreso de un requerimiento al TC. Por ahora, desde el Frente Amplio habría intención de apoyarlo.

El fundamento que levanta Saffirio apunta no sólo al artículo 58 de la Constitución -en el que se plantea la incompatibilidad-, sino que al artículo 59, que, a su juicio, clarifica mejor el punto.

En la sala dijo que “la Constitución dispone que ningún diputado o senador, desde el momento de su proclamación por el Tricel, puede ser nombrado para un empleo o función de los referidos en el artículo anterior”, es decir, que sea remunerado por el Fisco. Y agregó que el Artículo 19 del Código Civil establece cuáles son las normas que debe aplicarse para los efectos de la interpretación de la ley. “Cuando el sentido de la ley es claro no se desatenderá su tenor literal a pretexto de consultar su espíritu”, dijo el diputado independiente.

La referencia a ese artículo del Código Civil fue interpretada por sus pares como un intento por desacreditar el acuerdo adoptado por la Comisión Bicameral la semana pasada, instancia en la que se discutió ampliamente respecto de una posible inconstitucionalidad del nombramiento, especialmente tomando en cuenta que no sólo Zaldívar era propuesto para integrar el organismo, sino que también los actuales diputados Osvaldo Andrade (PS), Jorge Ulloa (UDI) y Enrique Jaramillo (PPD). Para ello se solicitaron dos informes en derecho: uno a Patricio Zapata y otro a Alan Bronfman. Y ambos trabajos resultaron contradictorios. Según dijo ayer el diputado Jorge Rathgeb (RN), Brockman estableció que “no podía verificarse nombramiento que recayeran en actuales diputados y senadores”, mientras que Zapata señaló que al comenzar el desempeño del nuevo cargo después del 11 de marzo de 2018, “resultaba procedente nombrar a personas que en dicha fecha fueren diputados o senadores”, según el relato de Rathgeb.

/gap