El frustrado viaje a Cuba de la ex ministra Mariana Aylwin continúa causando repercusiones luego de que ella misma decidiera publicar en una columna en El Mercurio una crítica al actuar de “las dictaduras”, asegurando que “la libertad no es sustituible por la igualdad” y que el “respeto a la dignidad de las personas se expresa en el ejercicio de la soberanía”.

En el texto, la ex diputada de la Democracia Cristina explica los detalles del viaje, el galardón que sería entregado a Patricio Aylwin y que ella iría a recibir en nombre de su padre por parte de una organización llamada Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, liderada por una joven activista de 28 años, Rosa María Payá y como las autoridades de inmigración de Cuba le indicaron a la aerolínea que no dejara embarcar a Mariana para dirigirse a la isla.

“Simplemente Cuba actuó como actúan las dictaduras”, lamenta Mariana Aylwin en su columna. “Las frases de sus comunicados son idénticas a las del gobierno de Pinochet cuando en circunstancias similares hizo lo mismo”.

Respecto a las reacciones que encendió este hecho dentro de la misma coalición de la Nueva Mayoría, la ex parlamentaria explica que “el tema de fondo (…) tiene que ver con cómo entendemos la democracia.

Para quienes apoyamos la oposición democrática y pacífica en Cuba y en Venezuela, la democracia conlleva no sólo una institucionalidad de fachada democrática, sino el respeto a los valores esenciales de la persona humana”.

“Quienes defienden a Cuba no entienden la democracia como la entendemos quienes creemos que estos son los valores esenciales para la vida en común”, continúa y puntualiza que “lo que nos diferencia es, finalmente, el miedo a la libertad que demuestras quienes aún defienden ideas y acciones totalitarias que creíamos superadas en nuestro país”.

Fuente: Emol.com –

/gapl