Este miércoles, Cobreloa presentó tres nuevas incorporaciones al plantel que conduce Rodrigo Pérez. Se trata de Mario Larenas, Diego Alvarado y Gonzalo Collao. Este último era el tercer arquero de Universidad de Chile y llegó a Calama con la ilusión de jugar más asiduamente.

“Vengo con la intención de pelear el puesto, llegue otro arquero o no. No se me pasa por la cabeza ser alternativa. Si decidí optar por esta oportunidad es porque este es un club muy bonito, de mucha historia y que me da la opción de conseguir una regularidad que hace rato ando buscando”, manifestó Collao.

El meta, de 21 años y formado en el cuadro azul, destacó que el perfil del cuerpo técnico loíno, integrado además por los ex porteros Nelson Tapia y Eduardo Furniel, incidió en su decisión de actuar en Primera B durante el 2018.

“Sé de ellos y he hablado mucho con Nelson Tapia. Sé del trabajo de Eduardo Furniel y espero que me ayude mucho a crecer. ‘Nacho’ (Ignacio) Jara (integrante del plantel nortino) ya me ha contado cómo es acá y que ya están trabajando fuerte. Espero cumplir con las expectativas”, señaló.

El argentino Jorge Carranza, quien actuó en O’Higgins entre 2014 y 2016, era opción para llegar al arco loíno. Sin embargo, finalmente optó por aceptar una oferta de Olimpo de Bahía Blanca, por lo que Collao posee, por ahora, la primera opción para la titularidad en Cobreloa.

Por Ignacio Soto Bascuñán