Tras la salida de María José Gómez, Jorge Atton y Lucas Palacios, todos directores de TVN, Jaime de Aguirre admite que se ha agudizado la crisis en la estación.

Est, en medio de la votación, que se realizará el martes en el Congreso, para la capitalización de TVN, consigna El Mercurio.

Sobre ese punto, el director ejecutivo de la estación admite que han considerado el escenario de que la capitalización se rechazada, y añade que “llega un minuto en que si el dueño no tiene la voluntad de seguir con su proyecto, habrá que cerrarlo, venderlo, regalarlo, no tengo idea. Esto tiene que ver con la voluntad del dueño de seguir adelante con la vocación de servicio público que tiene un canal como este. Tiene que ver con eso. Si no existe esa vocación, bueno, ahí se verá, ahí tendrá que ver el dueño, no soy yo quién para decir qué es lo que va a hacer el dueño con su matrimonio. Espero que no llegue ese minuto”.

/gap