Con arresto domiciliario parcial y arraigo nacional quedó la machi Francisca Linconao, imputada en el caso Luchsinger- Mackay, por decisión del Tribunal Oral en Lo Penal de Temuco, que llevó adelante la audiencia de revisión de las medidas cautelares en su contra.

La líder mapuche fue acusada por el doble crimen del matrimonio ocurrido en enero de 2013 en Vilcún, región de La Araucanía, donde una veintena de personas atacaron su vivienda, la que también incendiaron, hecho que les provocó la muerte, pero fue absuelta en octubre pasado junto a los otros 10 imputados.

La decisión fue revisada el 29 de diciembre por la Corte de Apelaciones de Temuco, que optó revocar la resolución y ordenó que se realice un nuevo juicio oral. La primera semana de enero la machi viajó a Bolivia, pues no tenía medidas cautelares, provocando que el Ministerio Público solicitara su detención y adelanto de la revisión de medidas cautelares.

La semana pasada se realizó esta diligencia en el Tribunal de Juicio Oral, donde se decidió que este lunes se realizara la audiencia definitiva, luego del regreso a Chile de la imputada.

Así, la instancia judicial se realizó este lunes, en que el Ministerio Público y los abogados querellantes solicitaron el arresto domiciliario nocturno y arraigo nacional. El tribunal, luego de escuchar los alegatos de la fiscalía y los abogados defensores -que pidieron que la machi quedara sin medidas cautelares- decidió acceder a la solicitud realizada por el ente persecutor.

Por lo anterior, Linconao deberá estar en su domicilio entre las 20:00 y las 08:00 horas, lo que deberá ser verificado por Carabineros, mientras que también se ofició a la PDI por la prohibición de dejar el país. Con las mismas medidas cautelares quedaron los imputados Eliseo y Aurelio Catrilaf, quienes permanecían en calidad de prófugos y sobre quienes pesaba una orden de arresto, pero se presentaron esta mañana al Tribunal Oral en Lo Penal de Temuco.

El nuevo juicio oral quedó fijado para el próximo 26 de febrero. Allí tanto el Ministerio Público como las defensas de los 11 imputados deberán presentar las mismas pruebas que fueron desestimadas por el equipo de jueces dirigido por el magistrado José Ignacio Rau, en octubre pasado.

/gap