Un particular momento es el que se vivió en el primer acto oficial del papa Francisco en Chile, donde también los dos protagonistas fueron nada más y nada menos que los dos ex presidentes Ricardo Lagos y Sebastián Piñera.

Todo ocurrió cuando el sumo pontífice llegó a La Moneda, y en el momento del saludo tuvo una particular reacción con Piñera, muy distinto a lo que se vio con Lagos. Cuando se acercó al Presidente electo, le dio la mano y le entregó un obsequio, a secas, sin cruzar ni una palabra. Ni siquiera el papa lo miró cuando el ex Mandatario le dijo “muchas gracias”.

Algo muy distinto a lo que se vio cuando saludó a Ricardo Lagos, con quien esbozo una sonrisa, e incluso, se tomó el tiempo de decirle unas palabras, riendo juntos.

Ver video:

/gap