“Si fuese un invento o no hubiera informante, no habría nada. Ese es el problema de emitir un juicio a estas alturas”, dice el ex director de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), Gonzalo Yuseff, refiriéndose a la eventual filtración de antecedentes reservados desde funcionarios del organismo y de la Fiscalía de la IX Región al líder de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul.

Esto una vez que se conocieran las conversaciones de Whatsapp entre los involucrados, donde se le alertaba a Llaitul sobre la investigación en su contra. “Si fuese verdad sería un hecho gravísimo e inédito, y habría una responsabilidad del gobierno muy importante”, sostiene el abogado.

De todas maneras advierte que por “tratarse de un ámbito que tiene muchas complejidades hay que ser muy cuidadoso en la investigación de los hechos antes de emitir juicios o llegar a conclusiones sobre si hay que cambiar algo o no hay que hacerlo en relación con lo que pasó”, y agrega que “hay que ser muy cautos en llegar al fondo del asunto, identificar si efectivamente había alguien que estaba dando información a Llaitul y si esa persona efectivamente trabajaba para la ANI y después se podrá llegar a otras conclusiones”.

– ¿El sujeto se podría haber hecho pasar por alguien de la ANI?

– Perfectamente, por el tipo de trabajo que se hace, podría ser.

-Este tipo de informaciones, ¿pone en entredicho el sistema de inteligencia? 
-Insisto, si fuese verdad que hay gente al interior que le pasaba información al líder del grupo más importante que ejecuta atentados, sin duda es un hecho que llama a la preocupación, pero yo creo que más allá de un problema del sistema, es uno de responsabilidad de quienes trabajan ahí.
-Pero el hecho de que este tipo de informaciones salgan a la luz pone un manto de dudas sobre la institución…
-Estoy de acuerdo, pero eso no cambia nada. Lo único grave sería si es que el hecho fuera cierto, ya que si finalmente no es verdad, no habría nada. Si fuese un invento o no hubiera informante, no habría nada, ese es el problema de emitir un juicio a estas alturas.
-Es que esto pone sobre la mesa la posibilidad de que se hayan frustrado otras operaciones por este tipo de problemas, o que no haya pruebas, por ejemplo, para condenar a los culpables…
-Sin duda, si fuera cierto podríamos suponer muchas cosas, entre otras que se hayan frustrado muchas detenciones.
-Independiente de esta información en particular, hace un tiempo ya que se criticado a la ANI por la falta de resultado en las investigaciones de violencia en La Araucanía. ¿Es necesaria una reforma estructural? ¿Mayor coordinación con las policías?
-Soy desconfiado en términos de que las reformas legales arreglen algo, de hecho en esa materia hay una sistema que obliga a las policías a actuar coordinadamente con la ANI, entonces no es un problema legal, sino que es de responsabilidad política, de las habilidades y de las destrezas de los que ejercen los cargos. No es un problema legal, es uno práctico, de buen funcionamiento de las instituciones.
-Pero en todo este tiempo no hay culpables…
-Sí, uno puede encontrarle criticas, pero la discusión que hubo antes era si la ANI era o no efectiva, o si tenía que tener un rol más operativo o menos operativo. Entonces, ese tipo de hechos puede ser una discusión de largo plazo y uno lo puede discutir en el Parlamento. Pero, si hay gente que trabaja en la institución y que es leal a la causa que se está combatiendo, ese es un problema que no tiene que ver con reformas legislativas ni con lo que se ha venido discutiendo, que es un enfoque más abstracto de cómo debería ser el sistema.
-Hay políticos que han hablado de corrupción en el Estado. ¿Es irresponsable o apresurado hacer ese tipo de acusaciones, entonces?

-Yo creo que sí, pero es parte de lo que dicen los políticos. Uno pudiera estar de acuerdo en tener una postura más moderada o conservadora, y si los políticos emiten juicios, bueno, es parte de su derecho y funciones.

Por Carmen Novoa V. para ellibero.cl

/psg