Un reciente video muestra cómo la cascada Lingfeng, una de las más importantes de China, parece fluir en dirección opuesta a la gravedad debido al tifón Hagupit, que azotó esta semana la provincia de Zhejiang. Así, se observa cómo los fuertes vientos arrastran el agua de la catarata —de 190 metros de altura— contra su trayectoria natural. Más de 380.000 personas fueron evacuadas ante la llegada del tifón, que al tocar tierra presentó vientos de hasta 136,8 kilómetros por hora en su centro.

/psg