El volante de Universidad de Chile, Jonathan Zacaría, se realizó una resonancia nuclear magnética en la rodilla izquierda, luego de la lesión sufrida en el amistoso de este martes, contra La Serena en La Cuarta Región.

El diagnóstico inicial es rotura del ligamento cruzado anterior. Sin embargo, Zacaría intenta tomarse con tranquilidad el asunto. 

“Es complicado, pero ya me tocó salir de una lesión fea y ahora me toca de vuelta. Estoy bien mentalmente y eso es lo importante. Lo voy a sacar adelante”, manifestó el argentino.

Recordando la acción en que sufrió la dolencia, el zurdo agregó que “fue una jugada extraña, no recuerdo bien. Me hice los exámenes y ahora debo esperar que el médico revise los resultados”.

En caso de confirmarse la naturaleza inicial de la lesión, Zacaría estará seis meses sin actividad competitiva, tras someterse a la cirugía de rigor de reconstrucción del ligamento cruzado. Un panorama parecido al que debió afrontar en el primer semestre de 2017, a raíz de una doble fractura de tibia y peroné ante Temuco.

/gap