Se conocieron hace 10 años a bordo de un avión y ahora el Papa Francisco los casó mientras volaban en uno. Se trata de Paula Podest (39) y Carlos Ciuffardi (41), una pareja de tripulantes de cabina de Latam, que atendieron al Pontífice en su último viaje dentro del país, a la ciudad de Iquique.

Previo a la llegada de Jorge Bergoglio al país, ambos habían expresado su intención de que el Papa los casara durante el vuelo, dado que consideraban el avión su hogar y no habían tenido la oportunidad de contraer matrimonio religioso.

Según contaron en esa ocasión, hace unos ocho años planearon su matrimonio por la Iglesia.

Tenían todo listo para la ceremonia y para la fiesta, pero sucedió algo imprevisto y que no sólo los afectó a ellos, sino que a todo el país: uno de los mayores terremotos de la historia sacudió a Chile el mismo día del evento, el 27 de febrero de 2010.

“Se cayeron las iglesias, se cayó todo. Así que lo empezamos a aplazar, empezamos a trabajar, después llegaron las hijas”, contó Ciuffardi a Emol.

Así, el matrimonio se postergó y nunca llegó para los tripulantes, que siguieron trabajando juntos en la aerolínea.

Cuando se enteraron que habían sido elegidos para atender al Papa en sus vuelos dentro de Chile, pensaron que sería la ocasión perfecta para poder lograrlo: en el aire y oficiado por el Pontífice.

Según aseguró Latam, los testigos de la ceremonia fueron el mismo presidente de Latam, Ignacio Cueto, y el organizador de todas las giras apostólicas del Papa, Monseñor Mauricio Rueda. El acta canónica del nuevo matrimonio, por lo tanto, tiene las firmas de los esposos, de ambos testigos y además, del Papa Francisco. 
/gap