Fue a través de un llamado telefónico que el presidente electo, Sebastián Piñera, le pidió el miércoles una reunión a su otrora contendor, Alejandro Guillier.

Así, el ex abanderado oficialista llegó este jueves a Apoquindo 3000 para sostener un encuentro con el líder de Chile Vamos, que se prolongó por más de una hora. A la salida, el senador comentó: “Me alegró saber (que su agenda) tiene mucho que ver con la agenda que nosotros también propusimos durante la campaña. Por lo tanto, el acuerdo es de máxima colaboración en todo aquello que estemos de acuerdo, y por supuesto mantener nuestra posición, por nuestro rol opositor”.

“Uno siempre tiene la preocupación de que lo que uno avanzó pudieran echarlo atrás, pero me da la impresión de que el presidente entiende que tiene que sumarse a los cambios, que el país va en una dirección constructiva”, agregó.

Momentos después, comentó por Twitter que “le reiteré nuestra disposición de hacer una oposición leal con Chile, transparente, dispuesta siempre al diálogo”.

La cita generó incomodidad y críticas en la Nueva Mayoría, desde donde algunos tomaron distancia del senador, especialmente en referencia a sus dichos.

El presidente del PR, Ernesto Velasco, sostuvo que “Alejandro Guillier se representa a sí mismo y, por lo tanto, eso no obliga al resto de los partidos a un determinado compromiso en una determinada dirección. Eso nosotros lo decidiremos en función del mérito de las propuestas que el gobierno tenga, de la agenda legislativa, y a partir de eso nosotros nos vamos a pronunciar en el momento que corresponde”. En ese sentido, recalcó: “Nadie se puede arrogar la representación de un mandato que nadie le ha dado”.

Además, desde el PPD, el secretario general, Germán Pino, destacó que la directiva no fue avisada de la cita. “Entiendo que en su ánimo de contribuir y colaborar lo puede haber hecho a título personal, pero los partidos ya tienen una visión formada respecto de lo que debe ser la oposición en el gobierno de Sebastián Piñera, y fundamentalmente es defender lo logrado en el gobierno de Michelle Bachelet”, dijo.

En el PC Juan Andrés Lagos, quien participó en la campaña, sostuvo que “no tiene una relevancia desde el punto de vista de los partidos que respaldamos la candidatura presidencial ni del esfuerzo que estamos haciendo en este proceso de convergencia”, aunque agregó que “no vamos a negarle la sal y el agua al gobierno de Piñera, pero tenemos una experiencia previa, y no queremos adelantar cuestiones que tienen que ver con nuestro sector, pero también con las definiciones que el gobierno va a adoptar y aún no conocemos”.

/gap