La próxima semana es la fecha que ha tomado fuerza por estos días, al interior de Chile Vamos, para que se produzca el nombramiento del futuro gabinete.

Justo hoy se cumplió un mes desde que Sebastián Piñera triunfó en la primera vuelta, días en que se hablaba de nombramientos durante las primeras semanas de enero, Sin embargo, la visita del Papa Francisco a Chile, entre otros factores, provocó que Piñera, según cercanos, decidiera designar a su equipo a fines de enero.

Uno de los días que aparece como opción para el nombramiento es el próximo miércoles, pues desde las oficinas de Apoquindo 3000 se pidió una ronda de citas con los partidos entre lunes y martes. De hecho, en las colectividades dicen que lo natural es que antes del nombramiento se produzca esa cita personal con Piñera, en línea de lo que han llamado una instalación de gobierno fluida e institucional.

En paralelo, el Presidente electo tendría definidas ya unas vacaciones en Lago Ranco, por lo que, según algunos, el gabinete debería quedar nombrado antes de ese receso.

Desde el piñerismo, en tanto, no descartan que pueda ser la otra semana “en un día por definir”, pero recalcan que el tema “no está cerrado” y que, incluso, no sería tardío que se produzca hasta el 1 de febrero. Otros cercanos al mandatario electo, por su parte, agregan que, “conociendo al Presidente”, durante el fin de semana, Piñera podría comunicarse con personeros para convocarlos a su gabinete.

Asimismo, lo que ha tomado fuerza en Chile Vamos es que Piñera solo nombraría a ministros en esta oportunidad, pues, dicen, aún no ha tenido oportunidad de revisar a cabalidad los cargos de subsecretarios e intendentes.

Cita con Moreno

El ex Presidente Piñera se reunió hoy con el ex canciller y presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CP), Alfredo Moreno, en las oficinas de Apoquindo 3000. Pese a que desde el piñerismo señalan que es un encuentro “habitual” entre ambos, pues ambos son amigos, -es la tercera vez que lo hacen luego del triunfo de la presidencial- no tardan en catalogar a Moreno como un posible “brazo” entre el futuro gobierno y los empresarios.

 /gap