El paracetamol es uno de los cinco medicamentos más consumidos en España, a pesar de que no todos saben cómo y cuándo tomarlo. Es un fármaco que gusta a hombres y mujeres, e incluso a los niños -el famoso apiretal es un gran amigo de padres en apuros-, pero que no está exento de efectos secundarios pero, hasta ahora, no se había dicho nada de que fuera más peligroso para mujeres -salvo las embarazadas- que para hombres.

Un estudio publicado en Clinical gastroenterology and hepatology apunta precisamente en esta dirección y demuestra que el conocido medicamento es más perjudicial para las féminas que para los varones. En concreto, lo es uno de sus más graves efectos secundarios: el daño hepático agudo.

Las mujeres que toman este fármaco son también más proclives a requerir de ingreso en cuidados intensivos y también tienen más riesgo de encefalopatía hepática, según el mismo estudio, que analizó a 250 pacientes con daño hepático agudo (ALI, de sus siglas en inglés) y 912 con fallo hepático agudo (ALF) inducidos por el consumo de paracetamol.

Los datos se obtuvieron del Grupo de Estudio de Fallo Hepático Agudo entre el 1 de enero de 2000 y el 27 de septiembre de 2017, por lo que se trata de un estudio de una magnitud importante.

/gap