Este Festival tuvo una gran polémica: El humor de comediantes como Chiqui Aguayo y Juan Pablo López. Uno de los que sacó la voz de manera fuerte es el cantante Alberto Plaza, quien tuvo una dura discusión con la periodista Alejandra Valle en La Movida.

En el programa de Canal 13 Plaza trató a Aguayo y López de “completamente flaites, vulgares y ordinarios”. Lo hizo a través de un contacto telefónico. En tanto, desde el estudio de La Movida le contestó la panelista de Intrusos. Esto fue lo que se dijo:

Alberto Plaza: “Yo estoy muy optimista y muy contento, porque la reacción inmensamente mayoritaria de la gente ha sido de apoyo. La gente no quiere ver ese tipo de lenguaje en el Festival de Viña. La gente quiere cuidarlo. La gente está un poco cansada de que se llegue a ese nivel de vulgaridad en el Festival de Viña. Por supuesto que hay críticas de gente que me ha atacado, pero los ataques son normalmente a lo personal. O sea, me atacan a mí, no atacan la idea, y cuando alguien ataca a la persona es porque se le acabaron las ideas. El debate siempre tiene que ser a la idea.

“Hasta el momento no he logrado escuchar a alguien que diga por qué sería bueno que el Festival fuera vulgar. Por qué sería bueno que le quitemos el espacio a los niños, a la familia. A quién le conviene que esa instancia se pierda para el entorno familiar. No he escuchado un argumento como ese.

“Yo estoy muy abierto a la crítica. De hecho, si me atreví a enviar una carta de ese calibre y de esa envergadura no es porque no iba a aceptar ninguna crítica. Eso sería iluso.

“Lo hice precisamente para poner el tema en la mesa y para que se converse, porque cuando se están pasando los límites, cuando el juego no tiene límites, no tiene gracia. Hasta los niños cuando están jugando ponen límites en su juego”

Diana Bolocco: “Alberto, a qué te refieres específicamente con decir que el Festival se ha transformado en vulgar. ¿Te refieres a los chistes subidos de tono? ¿O te refieres al vocabulario que utiliza garabatos? ¿Dónde está para ti el límite?”

Plaza: “Se ha ido corriendo el límite hacia un contenido que es totalmente vulgar. El contenido que tienen los chistes del Festival está cayendo en un área que se busca la risa por el lado de la palabra grosera fácil y por el contenido que uno nunca pondría en una conversación de una mesa familiar, o un cumpleaños donde están los niños, donde están los padres, los abuelos.

“Uno nunca pondría ese vocabulario y ese contenido en un entorno de esa naturaleza. ¿Por qué entonces lo vamos a poner en un lugar público, como el Festival de Viña, al lado de figuras como Isabel Pantoja, como Olivia Newton-John? Es perder este espacio para la familia”

Alejandra Valle: “No entiendo por qué los niños perdieron ese espacio. Yo también tengo hijos chicos, uno más grande, una más chica. Yo no siento que lo haya perdido. De partida, mis hijos en general a esa hora, a la una de la mañana, están durmiendo. Pero si yo me responsabilizo de ver un festival con ella, a la una de la mañana, entiendo que el contenido puede ser para adultos en este tipo de humor.

“Más encima que vives en Estados Unidos, me extraña mucho que no lo conozcas, porque el stand up comedy nace en Estados Unidos con mujeres como Amy Schumer, que tiene quizás muchísimo más subido de tono su espectáculo, como el que hizo Chiqui Aguayo en la Quinta Vergara. Me extrañan tus palabras, no las comparto y no las entiendo tampoco.

“Porque yo puedo echar tallas de la cintura para abajo, soy una adulta. Si yo me responsabilizo de ver eso con mi hija a un horario que ella no debería estar viendo tele, pero si lo hago, lo conversaré con ella y tengo una instancia para conversar temas que son de importancia ”

Plaza: “Respeto mucho tu opinión y me parece que dijiste varias cosas que merecen ser aisladas, separadas del análisis. La primera, es que tú no tienes problema con ver eso con tus hijos, yo sí lo tengo y hay mucha gente que sí lo tiene…”

Valle: “Claro, pero hay gente que no”

Plaza: “Si me permites terminar… Yo cuando niño veía el Festival de Viña hasta tarde, hasta que terminaba el Festival. Veía la competencia, veía quién ganaba, me aprendía las canciones, me encantaba. Era un evento que veíamos en familia. Hoy día por ningún motivo yo dejaría a un hijo mío que viera lo que montó ahí Chiqui Aguayo.

“En segundo lugar, tú te refieres a lo que ocurre acá en Estados Unidos. Yo te informo que acá en Estados Unidos hay multas pero fuertísimas para quien emplee groserías en los medios de comunicación. Pusieron una multa que era muy baja, siguieron diciendo groserías, y lo subieron a 30 mil dólares. Multan a la radio cuando alguien dice una grosería y multan a la persona.

“Acuérdate lo qué pasó con Janet Jackson en el Super Bowl. Significó un gran debate nacional, porque aquí se comprende muy bien qué es el espacio público y qué es el espacio privado. Entonces, tú estás hablando de canales de clable donde la gente entra y contrata ese servicio, pero la televisión abierta es una plaza pública. Una plaza donde tienen que convivir adultos con niños, con gente que no tiene por qué tragarse este vocabulario”

Valle: “Entonces, Alberto, ¿por qué marca 43 puntos? Si tú puedes cambiar el televisor. Si no quieres verlo, en televisión abierta tienes varios canales más que puedes hacer zapping y poner otra cosa para ver con tus hijos, si quieres ver tele a esa hora. Aunque, insisto, no deberían ver tele a esa hora. Yo también veía el Festival de Viña con mis papás, pero de verdad eran otros horarios, porque ahora el Festival es mucho más tarde. Chiqui Aguayo se subió al escenario a la una de la mañana. De verdad no comparto tu argumento, porque tú también puedes cambiar el canal y así y todo, marcó 44 puntos de peak”

Plaza: “Bueno, entonces regalémosle ese espacio a la gente que hace ese tipo de humor. Saquemos a los niños de ahí. Saquemos a la gente mayor que no le gusta. Y vamos a ir restringiendo la posibilidad de expansión que tiene una fiesta tan espectacular como es Viña del Mar. Entonces, quitémosle la posibilidad a los mismos humoristas de presentarse a otros países, de presentarse al mundo. Pero yo les digo, de esa forma no lo van a lograr”

Valle: “Te digo que ellos se presentan en otros países, te digo altiro”

Raquel Argandoña: “Hay humor que no tenemos que llegar a la grosería para hacer reír”

Valle: “Raquel, si tú dices que Chiqui Aguayo y su humor es flaite, toda la gente que se ríe con su humor también lo es”

Argandoña: “Hay público para todo”

Valle: “Entonces, pucha yo soy flaite a mucha honra entonces, porque yo me reí”

Argandoña: “Hay público para todo”

Valle: “Es que hay público para todo y por eso es diverso”

Francisco Saavedra: “¿No es un poco violento tratar de flaite a una mujer como la Chiqui Aguayo, independiente el tono de su rutina?”

Plaza: “¿Cuál es la definición de la palabra? Dénmela ustedes”

Saavedra: “Te la pregunto a ti porque tú la ocupaste”

Plaza: “Para mí la palabra flaite significa una persona vulgar, ordinaria, que no respeta las buenas costumbres, que no entiende que hay un acuerdo social de buena convivencia. Normas y acuerdos que la gente establece para vivir mejor. Eso es para mí una buena convivencia. Entonces, el flaite es el que no entiende eso, y es una persona vulgar y ordinaria”

Saavedra: “O sea, Alberto, estamos hablando de que los dos primeros días, las dos primeras rutinas que tú criticaste. ¿Estás hablando de que son personas flaites? Chiqui Aguayo y Juan Pablo López”

Plaza: “Completamente flaites, vulgares y ordinarios”.

/psg