Hoy martes, a eso de las 10 de la mañana, se llevará a cabo en el ex Congreso Nacional la ceremonia en la cual el presidente electo, Sebastián Piñera, anunciará a los 23 ministros de su gabinete.

El acto ha estado precedido de una estricta reserva de parte del piñerismo respecto de la lista de nombres que integrarán el equipo de ministros, que esa misma noche sostendrán una cena junto al propio Piñera. En linea con este resguardo, hasta el cierre de esta edición los partidos del bloque estaban a la espera de que se les confirmara una reunión informativa con Piñera y su círculo cercano, que debería llevarse a cabo durante la jornada de lunes o martes a primera hora.

En la noche del domingo, altas fuentes de Chile Vamos aseguraban que el gabinete aún no estaba ciento por ciento zanjado y que el propio Piñera se había preocupado personalmente de evitar filtraciones, evidenciando su molestia por los nombres que han surgido en los últimos días. De acuerdo con estas mismas fuentes, sin embargo, el futuro jefe de Estado ya definió la composición de su equipo económico. En el Ministerio de Hacienda, Piñera decidió por Felipe Larraín, quien ya desempeñó el cargo durante todo su primer gobierno. Para Economía, en tanto, el nombre elegido es el del economista José Ramón Valente.

De acuerdo con estas mismas fuentes, otros nombres, propuestos por los partidos, ya tienen aseguradas sus plazas en ministerios sectoriales. Entre ellos, al menos cinco son parlamentarios que hoy están en ejercicio y que terminan su periodo el próximo 11 de marzo.

Así, el timonel de RN, Cristián Monckeberg -quien en un principio aparecía como una opción para el comité político-, ocupará una cartera en el área social, particularmente en Vivienda. El diputado UDI Felipe Ward, en tanto, irá a la cartera de Bienes Nacionales. El senador gremialista Hernán Larraín -quien siempre fue mencionado como una alternativa en Relaciones Exteriores- llegará a Justicia. El senador RN Alberto Espina ocupará la cartera de Defensa, mientras que su par Baldo Prokurica estará en Minería. La militante de Evópoli Gloria Hutt, en tanto, será ministra de Transportes, misma cartera en la que fue subsecretaria en el primer gobierno de Piñera.

Piñerismo a La Moneda

Desde los partidos de Chile Vamos aseguran que, de acuerdo con la información que han recabado desde el círculo cercano a Piñera, el mandatario electo ya definió un diseño donde el comité político estará conformado por miembros de su círculo más cercano.

En esa línea, en las colectividades dan por hecho que Andrés Chadwick y Cecilia Pérez volverán a ocupar los cargos en los que terminaron el primer mandato del ex mandatario: Interior y Secretaría General de Gobierno, respectivamente.

La gran interrogante que existía hasta anoche, sin embargo, era quién estará en la Secretaría General de la Presidencia, cargo clave en la relación con el Congreso, y que a juicio de dirigentes del bloque tendrá una trascendencia adicional en el nuevo gobierno dada la composición fragmentada que tendrá el Parlamento, donde Chile Vamos no tendrá mayoría ni en la Cámara de Diputados ni en el Senado.

En un principio, la apuesta de las colectividades era que Piñera se inclinaría por una figura de amplio recorrido en el Parlamento. En esa línea, los nombres de Hernán Larraín, Cristián Monckeberg e incluso del senador en ejercicio Andrés Allamand aparecían como probables cartas. En los últimos días, sin embargo, se habría decantado un diseño donde los tres cargos de La Moneda responderían a figuras muy cercanas al ex mandatario. Por ello, hasta ayer en Chile Vamos no descartaban, por ejemplo, que finalmente se inclinara por el jefe programático de la campaña, Gonzalo Blumel, pese a que el deseo original del propio Piñera era designarlo como jefe de asesores del segundo piso.

El factor Moreno

Las cuatro reuniones que sostuvo Sebastián Piñera con su ex canciller Alfredo Moreno en los últimos diez días incentivaron las versiones de que el actual presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) podría integrarse al nuevo gabinete.

En el piñerismo y en Chile Vamos aseguran que, dada la cercanía de ambos, su eventual permanencia en la CPC puede ayudar a generar una relación fluida entre el mandatario electo y el mundo empresarial. Sin embargo, no descartan que sea esa misma cercanía la que le allane el camino a Moreno al gabinete.

En esa línea, no pocos apuestan a que podría volver a Relaciones Exteriores, ya que el 19 de marzo comienzan los alegatos de la demanda marítima boliviana en La Haya y Moreno tiene experiencia en ese tipo de litigios, ya que le tocó encabezar la defensa de Chile ante el mismo tribunal por la demanda limítrofe peruana. Desde el piñerismo, sin embargo, no descartan ningún escenario: que finalmente se mantenga en la CPC o que finalmente llegue a una cartera sectorial, como obras Públicas, por ejemplo.

Ayer, al igual que en el resto del fin de semana, Piñera trabajó desde su casa, afinando la nómina de ministeriables. Desde los partidos de Chile Vamos expresaron sus expectativas sobre los nombramientos. El timonel de RN, Cristián Monckeberg, manifestó “plena confianza en el gabinete que diseñará el presidente”. “No me cabe duda que RN estará bien representado”, añadió. La presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, en tanto, apuntó a la existencia de “cierto equilibrio político entre los partidos”. “(Pero) más allá de la militancia de los ministros, (espero) que tengan la capacidad de trabajar con todos los partidos para que este gobierno no dure cuatro años, sino ocho”, sentenció.

/gap