Unas 350 personas participaron en el primer simulacro de evacuación ante una amenaza de ataque con misiles por parte de un país extranjero realizada en Tokio, informaron a Sputnik desde la oficina del Gobierno japonés.

El simulacro se llevó a cabo en el barrio de Bunkyo de la capital nipona que alberga el estadio Tokyo Dome y un popular parque de atracciones.

El entrenamiento fue una iniciativa del Gobierno de Japón, el departamento de bomberos y la administración de Tokio, así como del propio barrio de Bunkyo.

Según el guión del simulacro, un país disparó un misil balístico que podría sobrevolar el territorio japonés. Al recibir el correspondiente aviso a través de un sistema de alerta por megafonía instalado en el patio de un colegio local, los transeúntes tenían que refugiarse en pasos subterráneos o estaciones del metro.

Las autoridades japonesas ya realizaron previamente entrenamientos similares en otras zonas del país, después de que dos de los misiles disparados por Corea del Norte sobrevolaran el territorio nipón.

/gap