Al menos ocho personas han resultado heridas en un ataque cometido el miércoles en Vetlanda (al sur de Suecia), que la policía investiga como “terrorista”.

La vida de tres de las víctimas corre peligro y otras dos están graves, según el balance dado la noche del miércoles por el hospital en el que están siendo atendidas, en Jönköping, capital de la región. Las otras tres víctimas revisten heridas leves o moderadas.

El suceso comenzó sobre las 15:00 hora local (13:00 GMT), según el diario Dagens Nyheter, cuando un hombre de en torno a 20 años agredió con un arma blanca -un hacha o un cuchillo, dependiendo de los informes- a varias personas en el centro de esta ciudad de poco más de 13.000 habitantes.

“Hemos abierto una investigación preliminar por intento de homicidio, esa es la tipificación del delito que manejamos. Pero hay detalles en la investigación que hacen que indaguemos sobre posibles motivos terroristas”, dijo en rueda de prensa telefónica Melana Grann, jefa de policía en la provincia de Jönköping.

Ni Grann ni Jonas Lindell, jefe de policía local, aclararon de qué clase de detalles se trata, aunque informaron de que los servicios de inteligencia (Säpo) participan en la investigación.

Policías forenses investigan el caso del apuñalamiento en Vetlanda, Suecia. TT News Agency/Mikael Fritzon via REUTERSPolicías forenses investigan el caso del apuñalamiento en Vetlanda, Suecia. TT News Agency/Mikael Fritzon via REUTERS

El individuo fue reducido y herido de un disparo por un agente, lo que provocó su traslado a un hospital: su estado es incierto, pero la policía señaló que no presenta heridas que hagan temer por su vida y espera poder interrogarlo pronto.

La policía lo tenía fichado por delitos menores y es un residente de la región, según las autoridades, que no precisaron su nacionalidad. Cometió el ataque con un “arma cortante”, según la policía.

Las autoridades policiales rechazaron dar datos concretos sobre el individuo, salvo que residía en una localidad próxima, que tenía historial por delitos menores y que se descarta por el momento que contara con la colaboración de otras personas.

El ministro sueco de Interior, Mikael Damberg, calificó de “horrible” el suceso” en un comunicado. “En estos momentos no está totalmente claro qué ha sucedido y cuáles son los motivos”, agregó.

Por su parte, el primer ministro sueco, Stefan Lofven, calificó los ataques de “actos atroces”. “Enfrentamos actos atroces con la fuerza combinada de nuestra sociedad”, dijo Lofven a la agencia de noticias sueca TT.

“Nos recuerdan lo frágil que es nuestra existencia segura. Invito a todos a enviar un pensamiento a los afectados por la violencia y a los hombres y mujeres en la sanidad, la policía y el municipio que trabajan atendiendo a los heridos y restableciendo la seguridad”, añadió el primer ministro.

La portavoz de la Policía en la región este de Vetlanda, Angelica Israelsson, ha trasladado que varias personas están “gravemente heridas” y otras “levemente”, pero ninguno está muerto.

Las autoridades, que desplegaron vigilancia en el hospital al que ha sido evacuado el presunto atacante, clasificó inicialmente el suceso como un “intento de asesinato”, pero actualmente investigan un “presunto delito terrorista”.

No obstante, Israelsson ha señalado que “el motivo aún no está claro” porque el hombre “aún no ha sido interrogado”, informó el diario Aftonbladet. La policía aseguró que no hay indicios de que el detenido actuase en compañía de otras personas y recalcó que la situación se encuentra actualmente “bajo control”.

Las fuerzas de seguridad acordonaron varias zonas del centro de la ciudad -incluyendo la estación central- y el tráfico ferroviario por Vetlanda se suspendió temporalmente.

Los servicios de inteligencia suecos consideran que en la actualidad la amenaza terrorista es alta. El país escandinavo ha sido blanco de ataques en dos ocasiones en los últimos años.

Dos agentes en la zona en la que se reportó un ataque terrorista con cuchillo, en SueciaDos agentes en la zona en la que se reportó un ataque terrorista con cuchillo, en Suecia

En diciembre de 2010, un hombre llevó a cabo un atentado suicida con bomba en el centro de Estocolmo. Fue asesinado y solo hubo algunos transeúntes levemente heridos.

En abril de 2017, un solicitante de asilo uzbeko rechazado y radicalizado atropelló a peatones en Estocolmo con un camión robado y mató a cinco personas. Fue condenado a cadena perpetua en junio de 2018.

Con información de AFP, EFE, Europapress, Reuters