“¡Por favor, llévenselo, llévenselo!”, rogaba Kathy Salosny. A su lado, Joaquín Méndez recogía el cuadro que segundo antes había botado. Estaba completamente roto. “¡Puta que es…¡Siempre hace tonteras!”, gritó Paty Maldonado en pantalla.

Joaquín fue con un equipo del Mucho Gusto hasta la casa playera de Kathy Salosny, en Tunquén, para sorprender a la animadora en medio de sus vacaciones. Y desde un inicio, el argentino bromeó y payaseó con la animadora.

Primero la molestó por la presencia de un supuesto hombre al interior de la casa. Luego recorrió el lugar acompañado con Kathy, quien le fue mostrando los objetos más llamativos y valiosos de su casa, ubicada en un sector alto de Tunquén con una preciosa vista al mar y el campo.

Al ingresar a la pieza de Kathy siguió con su payaseo. Le trajo un televisor que puso en la orilla de una ventana. Segundos después se cayó hacia el patio.

Y al ir al living, pasó a llevar un cuadro que Kathy le había mostrado antes. Se trataba de una colección de imágenes de la niñez de la conductora en blanco y negro y algunas en sepia.

Al principio parecía que solo fue un percance menor. Sin embargo, el objeto se precipitó al suelo. Kathy se tomaba la cabeza. Mientras que Méndez recogía el cuadro avergonzado por el condoro. Así fue el diálogo:

Joaquín Méndez: “No, menos mal, menos mal”

Kathy Salosny: “¡Cuidado, cuidado!”

Méndez: “Menos mal que no se rompió. Yo ya me veía… ¡No!”

Se cae el cuadro.

Salosny: “¡No!”

Joaquín recoge el cuadro roto.

Salosny: “¡Por favor, llévenselo, llévenselo!”

joaquin condoro 1

Méndez: “Viste que fue sin querer, fue sin querer”

Viñuela: “Se lo echó”

Paty Maldonado: “¡Puta que es…¡Siempre hace tonteras!”

Karol Dance: “Para qué lo invitan, si saben cómo se pone”.

/gap