El próximo 11 de marzo, Hernán Larraín deberá asumir el Ministerio de Justicia y los DD.HH.en el segundo gobierno de Sebastián Piñera. Allí deberá enfrentar temas complejos como lo es la situación del Servicio Nacional de Menores (Sename) y las pensiones en Gendarmería.

Pero sin duda, uno de lo más difíciles vendrá de la mano de la cárcel Punta Peuco, tomando en cuenta que hasta el día de hoy se espera que la Presidenta Michelle Bachelet cumpla su promesa de cerrarla, lo que aún no se ha confirmado del todo.

Frente a este escenario, el nuevo secretario de Estado y actual senador UDI manifestó que “el Presidente lo ha planteado desde hace mucho rato, Punta Peuco es una cárcel que debe continuar en las funciones que desarrolla en la actualidad”.

Aún así, explicó que existe la intención de plantear una nueva agenda de DD.HH., con el propósito de “tratar de subsanar las heridas del pasado, buscando la reconciliación y asegurando que se haga justicia en los casos, toda vez que corresponda”

/gap