El diputado independiente, quien fue presidente de la comisión investigadora del Servicio Nacional de Menores e integrante actual de la comisión de DD.HH., comentó esta mañana el crudo informe revelado por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) que da cuenta que: ocho de cada diez menores ha sufrido castigos viviendo en los centros del Sename.

“Hay una cifra que es muy fuerte, el 70 por ciento de los niños abusados sexualmente convive con sus abusadores. Se trata de abusos reiterados por las mismas personas”, sostuvo el parlamentario en CNN Chile.

“No nos pueden decir que el sistema está funcionando cuando a pesar de todo lo que el Estado invierte, el 50 por ciento de los niños que están en el Sename van a terminar en la cárcel”, agregó el legislador.

El documento elaborado por el INDH y que es parte de los resultados de su investigación realizada con visitas a 171 centros del Servicio Nacional de Menores, da cuenta que el 55,2 por ciento de los niños y niñas han sido objeto de agresiones verbales, el 16,1 por ciento de agresiones físicas con heridas y el 30,1 por ciento de agresiones físicas sin heridas.

Asimismo, revela que el 68 por ciento de los menores tiene algún tipo de depresión, y el 6,8 por ciento ha sido víctima de abuso sexual, lo que corresponde a 23 menores, que corresponden a “tocaciones en sus partes íntimas (55,3%), voyerismo (16,7%) e insinuaciones de carácter sexual (16%).

Al respecto, el diputado Saffirio concluyó: “Hay una perversión que subyace que cruza todo el sistema y tiene que ver con el mecanismo de financiamiento”.

“Mientras las instituciones privadas, que atienden el 97 por ciento de los menores, reciban recursos en residencias por ‘cada día de niño atendido’ nunca van a tener interés que esos niños sean dados en adopción o sean reinsertados en casos de familias extendidas. Les va a interesar simplemente tenerlos a buen recaudo, porque si no los tienen no les van a pagar la subvención. Ese es el eje central del asunto”, acotó.

A su juicio, si bien es cierto es un avance la creación de la Subsecretaría de la Niñez y la Defensoría del Niño, estas instituciones deben estar encabezadas -en el gobierno de Sebastián Piñera- por “personas que tengan una experiencia destacada en el campo de la judicatura, la academia, las ciencias sociales, para que podamos diseñar un sistema para que el Estado no tenga que estar sintiendo vergüenza por los niños”.

Asimismo, tuvo palabras sobre la destitución del ex director del INDH, Branislav Marelic: “Fue destituido porque estaba haciendo bien su trabajo. Aquí hubo una operación para sacarlo el mismo día en que tenía que aprobarse el Informe del Sename”.

Y por última, el diputado independiente remató: “No sólo se destituye al director sino que además se nombra a la directora ejecutiva de la Fundación Opción, que atiende a 25 mil niños del Sename y es la que más recursos recibe por conceptos de subvención, con una claro y evidente conflicto de interés”.