La guerrilla del ELN se atribuyó un ataque con explosivos contra una patrulla militar ocurrido el pasado 14 de febrero al este de Colombia, que dejó al menos dos soldados heridos, y varios atentados contra el oleoducto Caño Limón Coveñas.

“14 – Febrero/2017, 8:30 pm. en Piripal, Meta, en la vía Villavicencio-Bogotá, el ELN, acciona carga explosiva a patrulla del @COL_EJERCITO”, dijo el grupo rebelde en la cuenta de Twitter ELN Ranpal, que emite información sobre la actividad de esa organización.

El grupo armado añadió que la acción “logra neutralizar 5 militares y deja 8 más heridos”, aunque el reporte oficial divulgado un día después por el ejército habló de dos militares heridos.

En la misma cuenta una serie de tuits aseguraron que el ELN realizó una serie de ataques contra el Oleoducto Caño Limón-Coveñas ocurrido el 15, 16 y 18 de febrero.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista) y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos abrieron el 7 de febrero en Quito diálogos de paz para superar medio siglo de enfrentamiento.

El domingo el jefe negociador del gobierno, Juan Camilo Restrepo, aseguró en Twitter que las acciones “terroristas” de la guerrilla alejan un acuerdo de cese al fuego en las negociaciones.

Restrepo agregó que “al cese al fuego bilateral y de hostilidades se llegará cuando se comprenda que a él se llega desescalando la confrontación, no escalándola”.

El ELN es la última guerrilla activa en Colombia tras la firma de la paz en noviembre pasado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Las autoridades colombianas también le atribuyen al ELN el secuestro del padre de un alcalde y sospechan que estaría detrás de una explosión que se produjo el pasado domingo en el centro de Bogotá y que dejó un policía muerto y varios heridos.

El cruento conflicto armado colombiano involucró, además de guerrillas, a paramilitares y agentes del Estado, dejando 260.000 muertos, 60.000 desparecidos y 6,9 millones de desplazados.

/psg