De acuerdo con un artículo publicado en la revista brasileña Veja, desde que Luiz Inácio Lula da Silva asumió la presidencia de Brasil, su patrimonio se multiplicó 27 veces y sus hijos se enriquecieron considerablemente.

El ex mandatario es hoy millonario, dueño de un patrimonio declarado de 11,7 millones de reales (unos 3.660.000 dólares), conforme a la lista de bienes entregados a la Justicia por él mismo. Sin embargo, el Ministerio Público y la Policía Federal ya encontraron evidencias de que su fortuna es mucho mayor.

Según la investigación del Lava Jato, Lula omitió de la lista, además del tríplex del Guarujá, otros bienes: un terreno en San Pablo, un apartamento en São Bernardo do Campo, un sitio en Atibaia y algunos millones de reales que le fueron pagados por medio de reformas en inmuebles y conferencias en el exterior.

Lula en el acto de relanzamiento de su candidatura (Reuters)

Lula en el acto de relanzamiento de su candidatura (Reuters)

La información de Veja indica que las investigaciones revelaron que el ex presidente recibió 33,8 millones de reales de Odebrecht (unos 10.574.000 dólares), 7,8 millones de reales de OAS (2.440.000 dólares) y 15,9 millones de reales (4.974.000 dólares) de otros contratistas.

Incluida la coima transferida a la famosa “caja dos” del Partido de los Trabajadores, el valor destinado al ex presidente llega a 370 millones de reales (casi 116 millones dólares). Dos hijos, un sobrino y un hermano del ex mandatario también están bajo el escrutinio de la Justicia.

Lula da Silva entonces recibió 370 millones de reales (casi 116 millones de dólares), Fábio Luís Lula da Silva (uno de sus hijos) se hizo con la suma de 105 millones de reales (casi 33 millones de dólares), Taiguara Rodrigues dos Santos (sobrino del ex mandatario) embolsó 20 millones de reales (poco más de 6 millones de dólares) y Luis Claudio Lula da Silva (otro de los hijos del ex jefe de Estado) recaudó 4,2 millones de reales (USD 1,3 millones).

Fabio Luiz Lula da Silva, hijo de Lula

Fabio Luiz Lula da Silva, hijo de Lula

Con el voto de los tres jueces del Tribunal Regional Federal de Puerto Alegre, la Justicia brasileña decidió el miércoles confirmar la sentencia contra el ex jefe de Estado brasileño.

Taiguara Rodrigues dos Santos, sobrino del ex mandatario

Taiguara Rodrigues dos Santos, sobrino del ex mandatario

João Pedro Gebran Neto, Leandro Paulsen y Victor Luiz dos Santos Laus rebatieron todos los argumentos de la defensa del ex mandatario y elevaron la condena de nueve años y medio a 12 años y un mes de prisión.

Hay prueba, encima de lo razonable, de que Lula fue uno de los articuladores, si no el principal, de la trama de corrupción” que operó en la estatal Petrobras, afirmó Gebran Neto, instructor del caso.

Luis Claudio Lula da Silva, otro de los hijos del ex jefe de Estado

Luis Claudio Lula da Silva, otro de los hijos del ex jefe de Estado

Los tres miembros de la sala octava del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región fueron unánimes al concluir que quedó comprobado que Lula recibió el derecho a disfrutar de un lujoso apartamento en la playa de Guarujá como soborno de la constructora OAS por el favorecimiento en contratos con Petrobras.

Además de elevar la pena, los tres coincidieron en que Lula tendrá que cumplirla en régimen cerrado y que podrán ordenar su detención cuando la defensa no cuente con más recursos para intentar modificar la condena en segunda instancia.

Lula es el favorito en todas las encuestas de intención de voto para las presidenciales de octubre próximo y el Partido de los Trabajadores asegura que no tiene planes para postular a otro candidato y que insistirá con la candidatura del ex presidente hasta la última instancia.

/gap