La tradición ufológica está presente en nuestra literatura, cine y televisión desde hace decenios. Ahí están los libros de Carl Sagan; los filmes como Encuentros en la tercera fase (Steven Spielberg) o el reciente La llegada (Denis Villeneuve); series de televisión como la mítica UFO, creada en 1970 en Inglaterra por Gerry Anderson. Si hablamos de radio, hay un hito que marcó no solo a este medio, sino también a toda una sociedad. Hablo, por supuesto, de aquel 30 de octubre de 1983 cuando un imponente Orson Welles adaptó la novela de ciencia ficción La guerra de los mundos de H.G. Wells junto a los miembros del Teatro Mercury para la cadena CBS. Nadie sabía, por supuesto, que aquello era una ficción. Algunos ciudadanos que pusieron la radio aquel día en New York o Nueva Jersey escucharon con estupor cómo unos alienígenas les estaban invadiendo con ataques de gas. Esta historia ya archiconocida demostró el enorme poder de los medios de comunicación y la notable capacidad de influencia del medio radiofónico.

Con este fecundo caldo de cultivo, Teo Rodríguez –escritor, guionista, técnico realizador del programa A vivir que son días de la Cadena Ser y director de los podcasts Leyendas Urbanas y El Club del Terror en Podium Podcast– decidió presentar una propuesta con una ambición formidable: escribir y contar en formato podcast el mayor documental ufológico de España. “La ufología es una temática que desde niño me ha atraído. A diferencia de los grandes investigadores, a edades tempranas yo no devoraba noticias ni libros con estos asuntos. Con 11 o 12 años tampoco sabía quién era J.J. BenítezAntonio Riberao no escuchaba a Antonio José Alés en su mítico Medianoche. Lo que sí hacía muchas noches era mirar al cielo a través de la ventana y preguntarme qué había allí arriba”, comenta Teo Rodríguez. Luego, por supuesto, llegó una película como E.T. que significó un punto de inflexión en lo que a extraterrestres se refiere. Más tarde hubo otra serie leyenda, Expediente X, que acabó de apuntalar la fascinación ufológica del escritor: “Expediente X era el eslabón definitivo que me convertiría en un apasionado de la ufología, pero de la ufología seria”. Esta matización, la de la ufología “seria” se repetirá en diversas ocasiones a lo largo de charla, pues sabe que ahí, en su frivolidad, está el punto flaco de un asunto que concita todo tipo de polémicas. “En OVNI uno de los objetivos era tratar esta materia de una manera neutral, casi escéptica. Lo único que pretendía era ofrecer voz a diferentes expertos que realmente saben de lo que hablan, sin caer en artificios ni amarillismo fácil, que dicho sea de paso, ha hecho mucho daño a este tipo de investigaciones de cara a la opinión pública”, explica Rodríguez.

OVNI está divido en 10 episodios de 20 minutos aproximadamente que narran siete casos distintos. El documental empieza con un episodio doble dedicado a Roswell, considerado el punto de inflexión de la era moderna de la ufología. “Roswell es el caso por excelencia de la ufología moderna. Para bien y para mal. ¿Fue real? ¿Fue un fraude? ¿Hubo nave? ¿Hubo cuerpos extraterrestres?… Pasarán los años y seguiremos sin respuestas. Por eso sigue vivo”, explica el director. Los otros casos se ambientan en ciudades de nuestro país: Manises, Montserrat o Conil son algunas de ellas. El caso de la montaña Montserrat es paradigmático ya que todavía se mantiene abierto. Lo hace desde 1977. “En 1987 acudieron allí dos investigadores adolescentes en busca de respuestas. Uno era Manuel Carvallal, el otro el mismísimo Javier Sierra. Ellos mismos relatan este encuentro en el episodio, incluso podemos escuchar un fragmento del audio original de aquel avistamiento. Este episodio no deja de ser una historia que el mismo Spielberg hubiera firmado”, comenta el realizador.

OVNI cuenta con una amplia nómina de expertos que, bajo la producción de David Cuevas, aparecen en cada uno de los episodios: Manuel Carvallal, J.J. Benítez, Javier Sierra, José Juan Montejo, Miguel Pedrero, Juan José Sánchez Oro, Jesús Callejo, Chris Aubeck, Jesús Ortega o Josep Guijarro. Este último opina que “OVNI es un podcast para curiosos, para gente con mente abierta pero, naturalmente, su nivel de profundización le convierte en una herramienta interesante para los interesados en el tema ovni”. Apunta además que “el hecho de que combine narrativa ficcionada con testimonios y expertos es una aportación que permite a los menos expertos disfrutar de una experiencia radiofónica excepcional”. Para Guijarro su episodio favorito es, precisamente, el más descargado, el del affair UMMO. “Se trata de ese planeta que orbitaría en torno a una estrella Wolf 424 y que se comunicaba por carta postal con los humanos. Increíble que durante más de dos décadas, los ufólogos dieran crédito a tales creencias ¿verdad?“

Orson Wells durante la grabación de 'La guerra de los mundos' en la CBS.

Orson Wells durante la grabación de ‘La guerra de los mundos’ en la CBS. CBS

Desde Podium Podcast siempre pensamos que la temática ufológica era tremendamente propicia para el podcast, un formato que Teo Rodríguez define de la siguiente manera: “Lo increíble del podcast es que puede ir mucho más allá del simple audio. Uno puede manejar el sonido para recrear situaciones para las que apenas necesitas descripciones. Se convierte en algo tan personal que me gusta pensar que la persona que se pone los auriculares forma parte de lo que escucha. Y esto en OVNI era fundamental”. Narrativamente, cada episodio está contado de un modo distinto, con un género diferente. Uno de los retos fue que la producción debía sonar diferente a lo escuchado hasta ahora. Innovar en la semántica sonora era fundamental. “En unos episodios recreamos situaciones, en otros escuchamos a los testimonios reales. En Conil, por ejemplo, dramatizamos por completo el incidente, ya que los protagonistas de la historia jamás quisieron aparecer en medios de comunicación. Pero por muy diferente que sean las estructuras y los montajes, la columna vertebral es la misma: se trata de expertos hablando de diferentes casos, apoyados en ocasiones por las voces de los testigos”. Pese a que los episodios pueden escucharse de modo independiente sí hay una intrahistoria que los oyentes más avezados sabrán detectar: “Tiene que ver con uno de los aspectos más relevantes de la ufología y que sirve de guiño a Expediente X, ya que el narrador, el actor de doblaje Lorenzo Beteta, es el mismo que pone voz a Fox Mulder en la mítica serie”, concluye Rodríguez.

/gap