El presidente argentino Mauricio Macri afirmó este sábado en una entrevista con la AFPque su país “no va a reconocer” el resultado de las próximas elecciones presidenciales en Venezuela, de las que fue excluida la coalición opositora por decisión judicial.

“Argentina no va a reconocer esa elección”, afirmó rotundo el mandatario argentino, al estimar que el presidente Nicolás Maduro ha transformado Venezuela en una “dictadura”.

La Corte Suprema de Venezuela, acusada por la oposición de servir al gobierno, excluyó el jueves a la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de las presidenciales adelantadas que se celebrarán antes del 30 de abril, dejando la vía libre a Maduro para revalidar su mandato.

El dictámen causó sorpresa y frustración entre una oposición dividida y sin un líder claro, que ahora deberá buscar candidatos para enfrentarse a Maduro.

“Maduro ha tomado el pelo a toda la región y al mundo entero, ha generado optimismo con mediaciones de líderes de todas partes del mundo, pero lo único que ha hecho es seguir avasallando los derechos humanos”, afirmó Macri, en una entrevista en París, donde este sábado concluyó una gira internacional.

¿Nuevas sanciones?

Sobre eventuales sanciones latinoamericanas contra Caracas, Macri dijo que es un tema que “seguiremos explorando”. Pero agregó, en un tono pesimista, que cree que ya se ha hecho “todo lo que estaba a nuestro alcance”.

El viernes, el presidente francés Emmanuel Macron, quien abordó la crisis venezolana con Macri, se declaró “favorable” a incrementar las sanciones europeas contra Venezuela, en vista de la “deriva autoritaria inaceptable del régimen” de Maduro.

Macron recibió a Macri (Reuters)

Macron recibió a Macri (Reuters)

El mandatario francés señaló no obstante que la eficacia de las medidas de la Unión Europea son limitadas y subrayó la necesidad de que otros países “que tienen mayores vínculos económicos” con Venezuela tomen también sanciones.

Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, fundadores del Mercosur, suspendieron el año pasado de forma unánime e indefinida a Venezuela del bloque por “ruptura del orden democrático”.

Pero en la práctica, esa decisión cambió poco o nada la situación del país caribeño, que se encontraba ya suspendido del Mercosur desde diciembre de 2016 por incumplir obligaciones comerciales contraídas cuando se incorporó al bloque.

Consultado sobre la posibilidad de que actúe como mediador en la crisis venezolana, Macri descartó totalmente esta opción. “He expresado, tal vez el primero, con contundencia, cuál es mi opinión de lo que está haciendo Maduro, con lo cual no soy la persona indicada”, apuntó.

Y, añadió: “A esta altura creo que a él [Maduro] no le interesa nada de lo que se le plantee, él tiene claro que quiere tener un dominio sobre Venezuela por muchos años y aquel que no le guste lo que hace, lo que tiene que hacer es irse de Venezuela”.

Nicolás Maduro espera repetir mandato en medio de una profunda crisis política y económica, a la que se añade una escasez grave de alimentos y medicinas.

El presidente venezolano Nicolás Maduro durante un discurso en el Palacio de Miraflores en Caracas (Palacio de Miraflores via Reuters)

El presidente venezolano Nicolás Maduro durante un discurso en el Palacio de Miraflores en Caracas (Palacio de Miraflores via Reuters)

‘Me voy de Francia con buenas noticias’

El dirigente argentino concluyó el sábado en Francia una gira internacional que lo llevó a Rusia, donde se reunió con el presidente Vladimir Putin, y al Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza, donde asegura “confirmó varias inversiones” en varios ámbitos, como minería e infraestructuras.

Macri, que hizo durante su gira una contundente defensa de las reformas emprendidas por su gobierno, aseguró que sintió “tranquilidad” entre los inversionistas europeos, sobre todo después del triunfo de la alianza oficialista Cambiemos en las elecciones de medio término, en octubre pasado.

“Ellos saben que estamos en el camino correcto, que vamos a cumplir con las metas que nos hemos propuesto de bajar el déficit un punto por año, de ir bajando la inflación a un dígito”, afirmó, inequívoco.

El presidente argentino, que dio cita a la AFP en un hotel parisino antes de ir a ver el partido PSG-Montpellier, se refirió también al acuerdo comercial en negociación entre la Unión Europea y el Mercosur, que lleva casi dos décadas en gestación.

“Me voy [de Francia] con buenas noticias”, afirmó, haciendo hincapié en las declaraciones de Macron, quien la víspera afirmó que este acuerdo “puede ser bueno para ambas partes” y que es “pertinente concluirlo rápidamente”.

La próxima semana será “una semana clave” en Bruselas, aseguró, añadiendo que “aspira” a que se llegue a un acuerdo.

Por María Elena Bucheli (AFP)

/gap