Un equipo de científicos de China y Reino Unido descubrió que la diabetes y un nivel elevado de azúcar en sangre están vinculados a los trastornos cognitivos, según se desprende de su estudio, publicado en la revista Diabetologia.

En la investigación participaron más de 5.000 personas de más de 50 años. Los especialistas analizaron la cantidad de azúcar en sangre de personas con desordenes cognitivos, tomando en cuenta la nivel de colesterol, sexo, peso, enfermedades crónicas, malos hábitos, estado civil y otras características durante un período de 10 años.

Los científicos notaron un deterioro significativo de la memoria, así como de la función ejecutiva y cognitiva de cerebro. Descubrieron que cuanto mayor es el nivel de hemoglobina glucosilada, que refleja el contenido medio de la azúcar en el organismo humano, mayor es la velocidad de deterioro cognitivo del cerebro.

En ese sentido, los especialistas sostienen que controlar el nivel de azúcar en la sangre podría prevenir el deterioro del funcionamiento del cerebro humano.

/psg